comunidades

Bacalao con miel en olla GM D

Cuando se jubiló se hizo una promesa a si mismo: le iba a devolver a su mujer todas las horas que ella había pasado en la cocina, cocinando para él

Sus hijos se rieron, ella se rió

Pero era un hombre de palabra

Los primeros días se dedicó a inspeccionar cada rincón de la cocina. Si quería hacer las cosas bien debía conocer cada cacharro que le pudiera ser útil y no quería estar preguntándole todo a ella. Se había hecho una promesa

Los días siguientes pasó a revisar la despensa: bien surtida de legumbres, patatas, condimentos de todo tipo, pasta de todos los tamaños y formas, cebollas... Perfecto

Después se sentó con un cuaderno y un bolígrafo dispuesto a recordar cada plato favorito de su mujer, cada comentario que ella hubiera echo hablando de comida: en casa, en restaurantes, en casa de sus hijos

La promesa no solo devolverle las horas que ella le había dedicado para cuidarlo sino hacerlo con lo que a ella más le pudiera gustar

Ya había pasado una semana y ella estaba expectante

Con una media sonrisa entre escéptica y de puro amor

Ya se cansaría

Mientras ella seguía dueña de su cocina, entrando y saliendo, cocinando como siempre lo había hecho

Él pasó al siguiente paso: recopilar recetas

Compraba libros y revista de cocina, hizo que sus hijos le enseñaran a navegar por internet, a guardarlo todo en archivos, a buscar por ingredientes, a seguir los blogs que más le gustaban

Descubrió todo un mundo nuevo para él. Ahora entendía porqué la gente se pasa horas y horas con el móvil en la mano, sin hablar entre ellos, distraídos

Pero eso no le hizo olvidar sus objetivos

Y por fin un día ocurrió

Ella había ido a llevar a sus nietos al colegio. A la vuelta, encontró a su marido en la cocina

Atrincherado en la cocina, mejor dicho

Ella empezó a renegar: pero que te ha dado, hombre. No ves que luego seré yo la que tenga que limpiar todo el desastre que formes. Este hombre no está bien de la cabeza. Menuda jubilación me espera

A partir de ese día la rutina de la casa cambió

Cambió como no había cambiado en cuarenta años

Bien temprano, iban juntos al mercado del barrio

Él escogía las verduras, las carnes o el pescado

Al volver a casa, él colocaba toda la compra en los armarios y se preparaba

Delantal puesto, trapo de cocina colgando de la cinturilla del delantal, cazuelas elegidas, todo cortado y pesado

No dejaba nada al azar

No podía hacer eso.

No lo podía hacer porque sabía que en el momento en que ella lo viera perdido, intervendría

Y él se había hecho una promesa

Mamá, no te preocupes, si se cansará enseguida. Decían los hijos

No sé yo, demasiado le está durando esta tontería, Decía ella

Los hijos cada vez escuchaban menos quejas de ellas. La veían sonreír

Cuando le sacaban el tema, ella se sonrojaba un poco y en voz baja para que su marido no la oyera desde la cocina decía: ayer me preparó un arroz....ay, hija, no te puedes imaginar lo rico que estaba y eso de comer a mesa puesta...

Ella ya no tenía nunca prisa

Ahora disfrutaba de la peluquería, del café con sus amigas, de las compras con sus hijos, del parque con sus nietos, sin pensar en la hora de la comida, en lo que prepararía, en que llegaba tarde a todos lados, siempre corriendo, siempre cargada con bolsas, sin saber qué hacer para comer al día siguiente

Ella era la auténtica jubilada

Él, el marido que se había hecho una promesa



INGREDIENTES
4 lomos de bacalao desalado
1 taza pequeña de miel (unos 100 ml)
100 g de harina
1 hoja de laurel
Agua
Aceite
perejil

ELABORACIÓN
En la cubeta poner agua a hervir con la hoja de laurel
Menú Cocina, Alta presión

Cuando esté hirviendo el agua
Cancelar menú
Sacar la cubeta de la olla
Introducir los lomos de bacalao 1 minuto
Retirar y reservar

En un bol, mezclar la harina, la miel y 1 un vaso de agua de cocción
Mezclar hasta conseguir una consistencia como de papilla
El agua añadirla poco a poco

Poner en la cubeta aceite
Menú Freír
Pasar los lomos de bacalao por la papilla
Cuando el aceite esté bien caliente, freír el bacalao 1 minuto por cada lado

Receta adaptada de Acibecheria
Fuente: este post proviene de lafarsaysus finas hierbas.blogspot.com, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

fetuccinis olla GM pasta ...

FETUCCINIS CON VERDURAS EN OLLA GM D

Él sabía que ella estaba perdidamente enamorada de él Se habían conocido en la universidad, a comienzo de curso. Los dos estaban igual de perdidos e igual de asustados Desde entonces, cada jueves se encontraban en el bar del campus. Se había convertido en una costumbre A ella se la veía tan inocente Él solo quería una amiga, no pretendía llegar a aquella situación. Estaba acostumbrado a largas con ...

bacalao olla GM pescados

Bacalao lionesa en OLLA GM D

Todo lo vivía como una película Hacía mucho tiempo que con la ayuda de su terapeuta lo había asimilado y ahora no se sentía un bicho raro, le había dado normalidad Cada semana miraba los estrenos de películas Elegía cuidadosamente la que más le pudiera gustar y el viernes, sin falta, iba al cine Todas las películas que había visto desde hacía años le habían gustado No siempre le gustaban en su tot ...

bacalao miel olla GM ...

Bacalao con sobrasada y miel en olla GM D

Ningún matasanos me va a decir a mi lo que puedo o no puedo comer Ya bastante hago Todos los días verde, que si acelgas, que si espinacas, ya está bien hombre Toda la vida de dios se han comido huevos, patatas... Ahora, que si solo se puede comer huevos una vez por semana, que si el aceite produce colesterol, que si las patatas engordan ¡Pues estamos bien! Si a mis abuelos les hubieran dicho todo ...

naranja olla GM postres ...

Tarta de queso a la naranja en olla GM D

A ella lo que le gustaba era la cocina tradicional Fuego lento, chup chup, sin prisas, hasta que el guiso diera todo de si Todos los ingredientes bien ligados, cada uno soltando su sabor, hasta que el guiso tuviera la injundia necesaria para que nadie se pudiera resistir ¿Cantidades? Ella no sabía de cantidades ni medidas A ojo, como se había hecho toda la vida Esa conversación se daba en cada sob ...

espinacas masas olla GM ...

Pastel de espinacas y pescado EN OLLA GM D

La primera vez que se vieron ella se enamoró de Él No se veían a menudo. Alguna mañana, cuando ella volvía del trabajo, se cruzaban Ella sonreía. Él, impasible Pasaban días entre un encuentro y otro Pero un día eso cambió Casi sin darse cuenta cada vez eran más los día en que Ella llegaba a casa con una sonrisa en la cara Él se había cruzado en su camino Cuando eso ocurría ella se paraba y le segu ...

bacalao olla GM ollas ...

Bacalao con nata en olla GM

¡Qué curioso! Cuando te acercas, cierro los ojos como cuando tomo el primer bocado de mi plato favorito INGREDIENTES 4 lomos de bacalao limpios de espinas 400 ml de leche 200 ml de nata líquida 1 cebolla 2 cucharadas de harina 1 nuez de mantequilla 1 k de patatas Sal Pimienta Nuez moscada Queso rallado ELABORACIÓN Cortar la cebolla en juliana Pelar y cortar las patatas en rodajas Poner la leche ...

berenjena olla GM verduras

Tarta de berenjena en olla GM D

Siempre intentaba sorprender a sus amigos con platos que sabían que les gustarían Así que cuando se reunían y le pedían que llevara algo ella se sentía feliz y no dudaba en hacerlo Estaba atenta a cada conversación que se producía a su alrededor, por muy insignificantes que fueran, ella siempre conseguía información importante: a Silvia no le gustaba el queso, Sonia se moría por un dulce, Marisol ...

alubias olla GM sopa ...

SOPA TOSCANA DE ALUBIAS EN OLLA GM D

La biblioteca era su lugar de trabajo y su feudo No permitía que nadie se saltara las normas ni toleraba faltas de, lo que cree ella, respeto No se lo permitía a los usuarios y mucho menos a sus compañeros de trabajo Son muchos los que, a lo largo de los años, han pedido el traslado o han solicitado no coincidir con ella en los mismos turnos Ella lo sabía y le parecía bien. No quería trabajar con ...

merluza olla GM pescados ...

Merluza en salsa de avellanas EN OLLA GM D

Llevaba muchos años trabajando en el mismo lugar Su trabajo le gustaba No importaba lo dura que fuera la noche ni la cantidad de gestiones que tuviera que resolver No, eso no era Pero últimamente temía cruzar aquella puerta Se bajaba del coche y cada paso que daba sentía como una fuerza centrífuga que la clavaba al suelo. Cada paso, su cuerpo más pesado, resistiéndose a seguir avanzando, un nudo e ...

masas olla GM setas ...

Galette de setas en olla GM D

Ella creía que se lo notaban Que todo el mundo que la miraba sabía que ella no pertenecía a esa gran ciudad Que todo el mundo sabía que era de pueblo Ella intentaba pasar desapercibida, con la mirada baja, encogida bajo sus ropas, las manos en los bolsillos Aunque por dentro eso la tenía enrrabietada, enfadada, su timidez y su vergüenza podían más A veces, tenía ganas de gritarles: "que os ha ...