comunidades

Potaje de espinacas y bacalao en olla GM D

En su casa siempre habían respetado rigurosamente los preceptos de la iglesia

Así que cuando llegaba la semana santa en la casa se imponía un ambiente lúgubre de ritos, horas interminables de misa, procesiones y toda la parafernalia que acompañaba a la ocasión

En casa vivía una tía soltera

Ella era la única que no se vestía de negro, que no pisaba la iglesia ni en semana santa ni en ninguna otra ocasión, que no se paseaba por toda la casa con un rosario entre las manos

La tía era la cocinera de la familia. La cocina era su reino

El lugar en que se refugiaba de aquella atmósfera asfixiante

Eso pensaba yo cuando era pequeño y seguía pensándolo ahora que la tía rondaba los ochenta años y yo...

Bueno, yo ya hace mucho que pasé la adolescencia

Por las vueltas que da la vida, aún somos muchos en casa

Mis padres, mi tía la viuda, mi tia la soltera, mi hermana recién divorciada y sus dos hijos adolescentes y yo

De la misma manera en que mi tía se escondía en la cocina, para mi era mi tabla de salvación

Ella, mi tía, me salvaba de los mayores, de sus normas imposibles para un niño, del eterno gris y negro que se había instalado en casa desde mucho antes que yo naciera

Pero esa salvación pasaba por estar con ella en la cocina durante horas

Nunca me importó

Aún hoy es mi refugio, mi oasis de paz

Entro, cierro la puerta, los ruidos se atenúan

Ella, sin girarse, empieza a pedirme cosas: alcánzame una cebolla, echa un poco más de sal aquí, baja el fuego y tapa la olla, vamos a dejar reposar esto mientras pelamos unas patatas, cómo te va todo hijo, no las cortes tan gordas y cáscalas

Y mi mundo vuelve a tener color, los colores del delantal de mi tia



INGREDIENTES

280 g de garbanzos
2 hojas de laurel
2 cebollas
2 huevos
3 dientes de ajo
500 g de espinacas
350 g de bacalao
1 rebanada de pan
Pimentón dulce
Aceite
Sal

ELABORACIÓN

Dejar los garbanzos en remojo el día anterior

Hervir los huevos en la cubeta con un vaso de agua
Encima de la rejilla
Menú Cocina 3 minutos
Pelar y reservar

Escurrir los garbanzos y lavarlos bien

En una cubeta poner los garbanzos
Añadir 1 cebolla partida a cuartos
Añadir el laurel
Cubrir con agua
Menú Legumbre

Picar 1 ajo
Trocear el pan

Poner en una cubeta aceite
Menú Cocina
Rehogar el ajo y el pan, hasta dorar
Retirar y reservar

Rehogar la otra cebolla y los dos ajos restantes picados
Sofreír 5 minutos

Añadir una cucharadita de pimentón
Remover
Añadir las espinacas picadas
Sazonar
Cocinar 10 minutos

Escurrir los garbanzos, reservando el agua de la cocción

Trocear el bacalao
Añadir el bacalao
Añadir los garbanzos
Cocer el conjunto 10 minutos

Majar el pan frito y el ajo frito con agua de la cocción

Agregar el majado al guiso
Añadir agua de la cocción, si fuera necesario
Añadir los huevos cortados a cuartos
Cocer 2 minutos

Receta adaptada de la revista Cocina Lecturas nº 106 pág.63
Fuente: este post proviene de lafarsaysus finas hierbas.blogspot.com, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

espinacas garbanzos olla gm

Una receta muy fácil de hacer y nutritiva como ninguna, no podemos dejar de prepara esta clase de platos en nuestra casa. Es un plato típico de la cocina española, es muy simple pero muy sabrosa. Empezaremos desde el remojo de los garbanzos y su cocción, todo en nuestra olla gm. Los guisos de legumbres son muy nutritivos y combinados con verduras se convierten en un plato completo. INGREDIENTES: ...

espinacas huevos olla GM ...

Ha pasado una semana desde que llegué a casa y descubrí que mi pareja había recogido sus cosas del piso que compartíamos y se había marchado Después del impacto de encontrarme el armario medio vacío y una vez rehecha, pude leer la nota que me había dejado encima de la mesa del comedor. Parecía que la había escrito yo, porque aquellas palabras escritas, expresaban lo mismo que sentía yo desde hacía ...

berenjena olla GM verduras

Siempre intentaba sorprender a sus amigos con platos que sabían que les gustarían Así que cuando se reunían y le pedían que llevara algo ella se sentía feliz y no dudaba en hacerlo Estaba atenta a cada conversación que se producía a su alrededor, por muy insignificantes que fueran, ella siempre conseguía información importante: a Silvia no le gustaba el queso, Sonia se moría por un dulce, Marisol ...

carnes olla GM pollo

No había heredado su pasión de nadie Ni una abuela, ni una tía, ni una madre Nadie le había enseñado amorosamente a dar los primeros pasos en la cocina No guardaba primorosamente ningún cuaderno con recetas que le hubiera dado una tía abuela Ni había espiado a su abuela elaborando con amor unos platos exquisitos La realidad es que no recordaba que nadie de su familia le hubiera inculcado esa afici ...

bizcocho caquis olla GM ...

Lo suyo eran las palabras "La reina de las palabra", como la llamaba su hermana pequeña de manera cariñosa Cualquiera que la conociera estallaría en una carcajada al oír esta afirmación ¡Pues si, lo era! Ella sabía más que nadie de palabras Pero de aquellas que se quedan dentro, muy dentro Atascadas en la garganta, echas un ovillo en el estómago Aquellas que rebotan en la cabeza sin enco ...

masas olla GM setas ...

Ella creía que se lo notaban Que todo el mundo que la miraba sabía que ella no pertenecía a esa gran ciudad Que todo el mundo sabía que era de pueblo Ella intentaba pasar desapercibida, con la mirada baja, encogida bajo sus ropas, las manos en los bolsillos Aunque por dentro eso la tenía enrrabietada, enfadada, su timidez y su vergüenza podían más A veces, tenía ganas de gritarles: "que os ha ...

bacalao miel olla GM ...

Cuando se jubiló se hizo una promesa a si mismo: le iba a devolver a su mujer todas las horas que ella había pasado en la cocina, cocinando para él Sus hijos se rieron, ella se rió Pero era un hombre de palabra Los primeros días se dedicó a inspeccionar cada rincón de la cocina. Si quería hacer las cosas bien debía conocer cada cacharro que le pudiera ser útil y no quería estar preguntándole todo ...

calabaza Garbanzos guisos ...

Tantos ahí Tanto tiempo sin saber cómo salir. O tal vez, sin saber siquiera que tenía que ir a algún sitio Porque, la mayoría de veces, no sabemos ni que tengamos que tomar decisiones. Nos está bien el lugar donde estamos. Nos está bien con quien estamos. Nos está bien lo que hacemos Ni nosotros mismos creemos que podamos cumplir nuestros sueños Esos sueños nos parecen tan lejanos, tan imposibles ...

espinacas masas olla GM ...

La primera vez que se vieron ella se enamoró de Él No se veían a menudo. Alguna mañana, cuando ella volvía del trabajo, se cruzaban Ella sonreía. Él, impasible Pasaban días entre un encuentro y otro Pero un día eso cambió Casi sin darse cuenta cada vez eran más los día en que Ella llegaba a casa con una sonrisa en la cara Él se había cruzado en su camino Cuando eso ocurría ella se paraba y le segu ...

Cuchara Olla GMF Tradicional ...

Hola a tod@s!! Hoy os traigo un potaje delicioso de garbanzos con calabaza, un plato muy apetecible que en plena temporada de calabazas no puede faltar en nuestros hogares. En mi infancia no podíamos imaginar un potaje sin chorizo, morcillas etc, estaban reservados para fechas de vigilias en cuaresma o Semana Santa, pero cada vez más ocurre todo lo contrario (al menos en mi casa), los potajes &quo ...