comunidades

Dos panes de hogaza y uno de molde

No sé cómo ni porqué pero me dio por hacer varios panes diferentes. Sería aburrimiento el caso es que salieron tres muy hermosos, dos hogazas y uno de molde, a cuál más bueno. A cada uno le puse un ingrediente diferente para diferenciar los sabores, aunque con los tres usé el agua de cocer los membrillos el día anterior. Nada que decir de los sabores, buenísimos. Espero que os guste esta fórmula para hacer vuestros panes.



INGREDIENTES
1.500 gr de harina panadera El Amasadero
500 gr de harina rimancinata El Amasadero
1.400 gr de agua de membrillos
15 gr de malta tostada fuerte
15 gr de malta tostada suave
15 gr de malta enzimática
90 gr de Psyllium
30 gr de sal
25 gr de levadura fresca

ELABORACIÓN

Cuando tenemos tantas recetas atrasadas se suelen perder muchas. Yo hoy tengo que apañarme con estas, ya que no encuentro ninguna más. Espero que os facilite al el trabajo.

Se diluye la levadura en 100 gr del agua de membrillo calentada a 30º y dejamos reposar.

Echamos las dos harinas en el bol de la amasadora y le vamos añadiendo poco a poco el resto del agua mientras amasamos a velocidad 2-3 hasta que se unan los ingredientes.

Tapamos el bol y lo dejamos en autolisis durante 30.

Amasamos de nuevo durante 5 y volvemos a dejar en autolisis otros 30.

Por tercera y última vez repetimos la operación pero ahora se le va añadiendo el agua con la levadura diluida, hay que integrarlo todo muy bien, la masa ya debe ir cogiendo cuerpo.

Esparcimos un poco de harina sobre la encimera y sacamos la masa del bol.

Estiramos con las manos dándole un poco de forma rectangular para dividir en tres partes iguales, pero sin amasar.

Volvemos a colocar en el bol de la amasadora trozo a trozo para añadirle proporcionalmente el resto de los ingredientes:
1ª masa: 15 gr de malta tostada fuerte, 30 gr de Psyllium y 10 gr de sal.
2ª masa: 15 gr de malta tostada suave, 30 gr de Psyllium y 10 gr de sal.
3ª masa: 15 gr de malta enzimática, 30 de Psyllium y 10 gr de sal.

Cada porción se amasará con el resto de sus ingredientes durante al menos 5.

Se van sacando del bol y colocando sobre la harina de la encimera.

Se volean suavemente dándoles forma redonda y se tapan con un trapo.

Se dejan levar durante dos o tres horas a temperatura ambiente, hasta doblar su volumen.

Cuando ya veamos que han levado lo suficiente las desgasificamos una a una, les vamos dando forma y colocando sobre los banetton que habremos espolvoreado con harina de arroz para que no se pegue la masa.

Añadimos un poco de harina por encima y dejamos en el frigorífico de 8 a 12 horas.



Pasado el tiempo precalentamos el horno a 250º calor arriba y abajo, con la olla de hierro dentro, incluida la tapadera, durante 60.

Yo uso papel de horno para las ollas, previniendo que se quemen o se pegue como les ha pasado a mucha gente, por eso decidí hacerlo así.

Se saca un banetton de la nevera colocando la masa sobre el papel de horno, se greña al gusto, se abre el horno, se saca la olla, CUIDADO, poneros buenos guantes que arde y se destapa.

Se coloca el papel con la masa encima dentro de la olla, se tapa de nuevo y se mete en el horno.

Ahora se pone calor solo abajo, se le echa un vaso de agua a una fuente que habremos colocado por debajo de la rejilla donde ponemos la olla, para que cree vapor.

A los 40 se quita la tapadera y se pone calor arriba también y se baja la temperatura a 220º.

A los 25 veremos ya el color dorado o tostado, dependerá de la fuerza de nuestro horno.


Como veis están preciosos los tres panes.


Haremos con los tres el mismo método dejándolos enfriar para poder cortarlos.


Espero que os gusten.


Que lo disfruten como lo hicimos nosotros.

Fuente: este post proviene de Cocinando fácil con Verenice, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos