LacocinaveganadeFrida Idea guardada 0 veces
La valoración media de 1 personas es: Muy buena

Guiso de seitán al vino tinto

Ya por fin está colgado en el blog todo el menú de navidad :) Como primero, servimos esta crema de calabaza y tofu, el plato principal fue el guiso de seitán al vino tinto del que les hablaré ahora, y de postre finalmente nos decantamos por hacer el brownie vegano de plátano y nueces acompañado de helado de arroz, aunque la intención inicial era preparar una tarta pero cambiamos de planes xD Como entrantes y picoteo pusimos frutos secos, ensalada, unos pimientos de padrón, champiñones al ajillo, champiñones empanados con veganesa de aguacateensaladilla rusa vegana y nuestros choriveganos con mojo rojo canario, además del típico surtido de turrones y polvorones (en Mercadona hay varias opciones veganas: polvorones a base de aceite de oliva sin manteca de cerdo, turrón de coco, turrón crujiente de chocolate negro, mazapanes...). Un menú con ingredientes 100% vegetal, sin productos de origen animal.
Estas fechas son tristes para los animalistas, el consumo de animales se multiplica, es época de excesos y consumo desmedido... No hay más que entrar a cualquier supermercado y ver colgadas cientos de patas de jamón, neveras con pavos, pollos, cochinillos o corderos enteros... Nunca lo pensamos, pero, ¿Cuántos individuos diferentes que sufren y sienten como nosotros, se concentran en tan poco espacio? No deja de parecerme curioso que para celebrar un nacimiento se sacrifiquen miles de vidas. Consumimos sin mesura, compramos toneladas de comida, subimos de peso, para luego en enero apuntarnos al gimnasio e intentar quemarlo todo.
Con esta pequeña reflexión no pretendo atacar ni ofender a nadie, lo único que quiero decir es que existe otra forma de celebrar la navidad, más respetuosa con los animales, con el medio ambiente y con nuestra propia salud y encima mucho más económica. Es posible disfrutar de una rica comida, acompañados de familiares y amigos, sin que un trozo de carne presida nuestra mesa :)
Aprovecho y les dejo unos documentales sobre lo que he comentado: Earthlings, que trata sobre nuestra relación con el resto de animales, Meat the truth, sobre el impacto de la ganadería en el medio ambiente y las repercusiones ecológicas del consumo de carne y Fork over Knives (Tenedores sobre cuchillos), un documental sobre salud y hábitos de vida. Haz click para verlos y espero que te resulten interesantes!
Y bueno, volviendo al motivo de la entrada, nuestro guiso de seitán! Para hacerlo, utilizamos el seitán que preparamos el otro día junto a los choriveganos. La receta la descubrí en la aplicación Vegaffinity (click para ver la receta original) y me pareció muy sencilla de preparar y con ingredientes asequibles, aunque hice algunos cambios :)
Finalmente, aprovecho ya que me he explayado un poco en esta entrada jeje para despedirme durante un tiempito que no podré actualizar el blog. No sin antes desearte que hayas pasado una feliz navidad y un próspero año nuevo!
Aquí va la receta:


Ingredientes para cuatro personas:
Una bola de seitán. En esta entrada te explico cómo preparar tu propio seitán casero a partir de gluten de trigo.
Una cebolla.
Dos dientes de ajo.
Medio pimiento verde.
Medio pimiento rojo.
Una zanahoria.
Dos vasos de vino tinto.
Dos cucharadas de tomate frito.
Una cucharada de harina.
Laurel.
Tomillo.
Sal.
Pimienta negra.
Dificultad: fácil.
Tiempo aproximado: una hora.
Elaboración:
Picamos la cebolla en trozos finitos y la ponemos a pochar en el fondo de un caldero con un poco de aceite.
Posteriormente, añadimos el ajo, los pimientos y la zanahoria. Todo picado.
Dejamos nuestro picadillo de verduras unos minutos al fuego y cuando esté blando, ponemos el tomate frito. Removemos bien y dejamos unos minutos más.
Mientras se va haciendo, cortamos nuestro seitán. Tienes la opción de hacerlo en tacos o en filetes. En una sartén calentamos un poco de aceite y lo sofreímos mínimo por cada cara. Reservamos.
Volvemos a nuestro caldero con la salsa: ponemos el seitán, los dos vasos de vino, el laurel, el tomillo, un poco de sal y pimienta. Dejamos que vaya haciéndose poco a poco a fuego bajo, removiendo de vez en cuando con cuidado para que no se nos pegue el fondo.
Añadimos una cucharada de harina para espesar la salsa.
Retiramos del fuego pasada media hora - 40 minutos, cuando la salsa esté a nuestro gusto.
Listo! :)
En la receta original, incluían papas en el guiso, pero nosotros hemos preferido servirlo con unas papitas arrugadas aparte! ^^
Fuente: este post proviene de LacocinaveganadeFrida, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Borsch, sopa de remolacha

En esta ocasión he preparado una sopa de remolacha conocida como Borsch (o Borscht), típica de Europa del Este. Se compone de multitud de verduras y presenta un característico color rojizo que le apor ...

Recomendamos