comunidades

Melva encebollada





Este verano pasado ha sido especialmente largo. Llovió un par de días en agosto, septiembre no fue típico en cuanto al estado del mar y la temperatura, usualmente muy cálida pero el agua estaba movida y un poco fría. Octubre resultó ser el mes perfecto para ir a la playa. Buen tiempo porque ya no hacía un calor agobiante, el mar normalmente en calma de temperatura más que agradable, y lo mejor, casi nadie en la playa.
Como no hay nada perfecto, a mayor temperatura del agua del mar, más probabilidad de que haya medusas. Eso es algo que todos los que vivimos en el Mediterráneo tenemos muy en cuenta, de modo que nada más probar el agua con la punta del pie al llegar, como esté muy templada preguntamos a quien ande por allí si hay medusas. Más que nada, para no correr riesgos, es muy molesto tener un encuentro con estos especímenes. En realidad no pican, el desastre se produce con el simple roce de una de ellas. Si tenemos en cuenta que en Málaga las medusas son transparentes -aguas cuajás las llamaban precisamente por su aspecto-, y casi no se ven, o tienes mucho cuidado o se acaba la diversión por ese día. Si tengo que describir cómo es la picadura de una medusa, hay tres palabras clave: dolor, picor y quemazón.


Marinar con pimentón, vinagre
y orégano

Rehogar los ajos, cebolla y laurel

Un día de Levante flojo de octubre, llegué a la playa con el mejor de mis ánimos. Un tiempo perfecto y casi nadie bañándose. A los pocos segundos de entrar en el agua, una señora se acerca y como era de esperar, me cuenta su vida desde que se bañaba en esta playa de pequeña con sus hermanos y padres, pasando por el traslado a Barcelona con una hermana suya en busca de trabajo, hasta la marcha a Suiza sin saber idiomas, persiguiendo siempre mejoras económicas y sociales. Todo un ejemplo de superación y coraje que me tendría absorta, si no fuera porque había grupitos de bañistas mirándonos desde la orilla. Esto me distraía y me tenía un poco inquieta.
De repente, uno de ellos me grita desde la arena.
- Señora, ¡que tiene una medusa detrás!
No sé cómo, salimos las dos en menos de un segundo, lo que hace el miedo.
- Y ustedes, ¿qué hacían ahí mirando sin avisar ni nada?
- Estábamos comentando lo valiente que es usted bañándose con tanta medusa.
- ¿Y yo qué sabía, hombre de Dios? No es valor, es que nadie avisa aquí, por lo visto.
Fui a sentarme en mi sillita de playa porque el día anterior ya habían desmontado las hamacas los del chiringuito.


Dorar por los dos lados

Añadir la melva, sin pasar por harina

Al filo de la una de la tarde, aparece alguien conduciendo una pala excavadora y se dirige a la torre de vigilancia del socorrista de la Cruz Roja. Mira, para variar una distracción inofensiva, pienso.
Al llegar, maniobra con la pala y ¡oh sorpresa!, levanta la escalera por debajo y se la lleva poco a poco y marcha atrás. Me parece tan curioso que grabo unos segundos con el móvil para tener un recuerdo. De pronto, se baja de la máquina y viene hacia mí. Esto no pinta nada bien, me digo a mí misma.
- Oiga, que no puede usted grabarme-, dice con cara de pocos amigos. Todo el mundo mirando.
- ¿Por qué?
- Porque está prohibido.
- Ah, ¿sí?
- Sí, porque yo soy un trabajador que está haciendo su trabajo.
- Ya. Entonces tampoco se puede grabar a la Legión con la cabra en Semana Santa, como están haciendo su trabajo... Ni al alcalde cuando da un discurso, ni a los bomberos... A ver, usted está en la vía pública y yo sólo he grabado cómo quitaba usted la escalera, me ha parecido curioso, eso es todo.
- Pero eso es atentar contra mi intimidad (¡¿?!). Oiga, que yo trabajo para CAT, una empresa de Madrid.
Ahora me entero que grabar a un operario de playas es entrar a saco en su espacio íntimo. No quiero ni pensar en qué ámbito se sitúa cuando le frota la espalda a su señora en la ducha, pongamos por caso. Lo de la empresa de Madrid no sé qué pinta en este asunto, es un dato superfluo un tanto extraño.
- Enhorabuena, ¡tiene usted un trabajo! Porque como está el país últimamente... Pero vamos, que sigo sin ver yo el delito.


Por último el vino blanco

Cocer tapado 20 min. aprox.

- Mire usted, como lo que ha hecho está prohibido, yo la puedo denunciar. Porque lo mismo me sube usted a las redes sociales (mira qué puesto está el muchacho).
- Vamos a ver, ¿le importa decirme cómo se llama?
- Antonio.
- Antonio, ¿qué más?
- No pienso decirle mi apellido-. Al final, este Antonio va a ser un famoso de incógnito, como si lo viera.
- Hombre, si me va a denunciar, me gustaría saber exactamente quién lo hace. ¿O es que me va a denunciar su em-pre-sa-de-Ma-drid?
- Que eso está prohibido por una ley.
- Bueno, dígame cuál y ya veré yo qué hago, Antonio.
- Que está prohibido, es como si yo vengo y la grabo a usted en la playa.
-Hágalo cuando quiera, no me importa, a lo mejor me sale novio y todo.
Antonio se quedó mirándome sin decir nada. Se produjo una especie de duelo de miradas en silencio hasta que dije.


- Antonio, ¿no le parece que hace mucho calor para ponerse a discutir por algo tan tonto como esto? Que no es nada personal, que a usted yo ni le conozco, que era lo de la escalera, nada más.
- Bueno, si no la voy a denunciar ni nada.
Qué buena persona después de todo, Antonio. Espero que no se enteren en su empresa de Madrid que ha perdido como quince minutos de su horario laboral con el tole-tole de las leyes que prohíben hacer vídeos en las calles y playas.
- Venga, pues ya está. Mucha calma, hijo mío.
Total, que hemos sido el pasatiempo de los bañistas por culpa de la manía persecutoria de Antonio.
Aquí está el vídeo incriminatorio, en el que ni siquiera se distingue a Antonio, pero no me ha dado la gana de decírselo. Y sí, ahora ya está en las redes sociales.

También hay un señor que observa atentamente el acto íntimo de Antonio trabajando en la playa. A él no le amenazó con una denuncia porque mirar no está prohibido por ninguna ley. Todavía.



Esta receta de melva me la dio un pescadero en El Puerto de Santa María. Desde entonces, suelo prepararla así.

Melva encebollada

Ingredientes.

Una melva de 1,5 kg aproximadamente, limpia y en rodajas.

1 cebolla cortada en juliana.

2 o 3 dientes de ajo troceados.

1 vaso de vino blanco de buena calidad.

1/2 vaso de vinagre de vino blanco o de Jerez. En este caso, poner solo 1/4 de vaso.

2 hojas de laurel.

Pimentón dulce.

Orégano.

Sal.

Aceite.

Elaboración.

Salar las rodajas de melva y ponerlas a marinar con el vinagre, el pimentón y orégano, una hora más o menos.

En una sartén, rehogamos el ajo y la cebolla con el laurel hasta que esté blando. Entonces colocamos las rodajas de melva sin enharinar, y las doramos por los dos lados.

Añadimos el vino blanco y dejamos cocer tapado 15 o 20 minutos aproximadamente.

Yo lo sirvo con pimientos rojos asados.

Fuente: este post proviene de Blog de Guisadora Dunca, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Este verano pasado ha sido especialmente largo. Llovió un par de días en agosto, septiembre no fue típico en cuanto al estado del mar y la temperatura, usualmente muy cálida pero el agua estaba movida ...

Pues ha sido Feria en Málaga. No sé cómo, la cosa se ha ido complicando año tras año. Que yo recuerde, antes de 1987 no había pregón ni pregoneros. Tampoco había romería al Santuario de la Victoria co ...

Recomendamos

Relacionado

general cafebar pinacho de ruta... ...

I Jornadas Gastronómicas Cartagena con sabor a mar, una iniciativa encaminada a demostrar y difundir la calidad de la etiqueta azul de marca del pescado de Cartagena y junto con los restaurantes de la zona, que cuenta con la colaboración de la Cofradía de Pescadores, Hostecar, el Ayto. de Cartagena y la Asociación Columbares. Para ello, la Cofradía donará de forma gratuita a los establecimientos ...

tapas

Aperitivo clasico que acompaña de maravilla para un buen aperitivo antes de comer con una buena cervecita pero si me lo permitis para un buen pescaito frito va de autentico lujo. Asi pues como decimos por aqui vamos a comer papas aliñas. De Jose Carlos Monje-La Cocina del Titi TIEMPO DE PREPARACION: 10 minutos TIEMPO DE COCCION: 25 minutos COMENSALES: 4 personas INGREDIENTES: 4 Patatas medianas 2 ...

general express pescados ...

Otra receta fácil de hacer y que tendréis confeccionada en 10 minutos. La podéis preparar con melva, atún, bonito o con cualquier pescado de la familia. Os quedará igual de bueno. La podéis acompañar de una guarnición de verduras o ensalada, algo suave ya que quedará con un sabor bastante intenso. Los ingredientes son los más básicos que podéis tener en casa, así que lo único que necesitaréis es p ...

Aliños y ensaladas light

Tengo costumbre de acompañar la mayoría de platos con ensaladas. Me gustan todas, de hecho me encanta ir probando toda aquella que me recomiendan porque siempre resulta agradable descubrir mezclas, combinaciones nuevas, sabores.. me encantan las sorpresas gastronómicas así que cuando me traje limones encurtidos de los que preparó mi padre, no dudé en usarlos para una ensalada y fué un gran aci ...

pescados verduras

Ahora, en otoño, es la época buena de la melva. Están en su punto y además a un precio bastante asequible y las puedes encontrar en las pescaderías con facilidad. Se deja comer de muchas maneras, cocidas o al vapor y aliñadas, en aceite, en marmitako, en tomate, encebollada, etc. Es una verdadera maravilla. Para cuatro, necesitamos: 1 melva de 1.5 kg, fileteada en dos lomos. Aceite de oliva virge ...

cocina Primer plato aperitivos frios ...

Hoy os muestro esta receta de huevos rellenos de melva, anchoa y aceituna. Una receta de lo mas sencilla, fácil y rápida. En nada de tiempo tendremos preparada una rica cena o aperitivo. Y si tenemos una reunión familiar o con amigos les encantará. Es una receta de aperitivos fríos que gustan mucho. Además se pueden hacer de muchos ingredientes. Se pueden rellenar de atún, jamón cocido, jamón serr ...

general

Ya llega la época de estos pescados y por tanto si estais interesad@s en hace conserva de ellos os pongo está receta que en su base la copié de Llarina que la puso en MR. Yo he hecho algunos cambios en los tiempos de cocción y de conserva. El tiempo de esterilización de los tarros ha sido igual. Ella la hizo de bonito y yo de melva. La preparé el año pasado y la deje reposar casi tres meses antes ...

Pescado Melva Crock-Pot ...

Creo que ya he contado alguna vez que con los pescados soy muy clásica y suelo comprar siempre los mismos: rape, gallo, sardinas, salmón y merluza. Cuando era pequeña. Mi madre hacía mucho chicharro y yo lo odiaba, así que no he vuelto a probarlo desde hace muchos años. A veces compro bacalao fresco, porque es un pescado muy sabroso y que está muy bien de precio, pero prefiero el bacalao seco. En ...

¡A dieta! ensaladas ensaladas y entrantes ...

Llevaba días (o más bien meses) que no publicaba una receta en el blog que no fuera para el juego de blogueros. Y no es que publicar para el juego sea malo, pero es que eso significa que mi frecuencia de publicación es tirando a ridícula (una receta al mes). Pero aquí estoy, con una de esas recetas que todos tenemos en nuestro fondo de armario, una ensalada que prepararemos en muy poco tiempo (pod ...

Conservas ensalada Huevo de codorniz ...

La receta de hoy es una ensalada rica en proteínas. Las proteínas están compuestas por aminoácidos y aportan nutrientes que no podemos generar por sí mismos, así que si no las consumimos nuestra salud se deteriora ya que generan y mantienen los tejidos del cuerpo (como músculos, corazón, piel, etc), entre otras funciones. En esta receta he utilizado dos alimentos con proteínas de alto valor biológ ...