Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Pan de avena y semillas

El gato goloso - pan de avena y semillas


Ay por Dios, ya estamos casi cerrando marzo ¡marzo! y mi lista de pendientes no hace más que crecer ¿a dónde se va el tiempo?¿a doondee?...bueno, supongo que las redes sociales y ver programas como Bake Off deben tener algo que ver.

He querido publicar esta receta de pan de avena con semillas desde hace tiempo, pero entre una cosa y otra me ha costado mucho sentarme a redactarla.

Y es que deseo compartir estas fotos para que vean que no todo mi tiempo transcurre en las RS:

el-gato-goloso-cursos-de-panaderia

Golfeados y cinnamon rolls (solo para gente golosa)
Estuve ofreciendo un curso de panadería a un grupito exclusivo de gente extraordinaria, lo interesante de los cursos presenciales, a diferencia de los blogs, paginas web y videos de YouTube (donde todo sale bien a la primera) es la posibilidad de contar con alguien que pueda decirte cómo corregir aquello que no está funcionando cuando te enfrentas a un proceso nuevo y desconocido. No basta con observar cómo otros hacen bien el trabajo, se trata más bien de contar con el apoyo de alguien que pueda ayudarte a arreglar el entuerto en el momento en que se presenta, en vez de ponerte a dar gritos o terminar hiperventilando con un ataque de pánico tu solo frente al computador (si has intentado hacer hojaldre por tu cuenta ya sabes a lo que me refiero).

Pero eso no es todo, vean esta otra:

El-gato-goloso-food-photography

En un conversatorio sobre Food Photography

Sip, soy yo hablando en público (¡con micrófono y todo!) dando una charla sobre mi trabajo fotográfico en este blog, estuve acompañando a las simpáticas fotógrafas Cathy Haack y Greyla Aguilera que también es maquilladora de alimentos y documentalista. Por cierto, están por ofrecer un taller sobre maquillaje de alimentos.

La verdad es que la pasé muy bien, tuve oportunidad de reencontrarme con viejas amistades, como Adriana ¿se acuerdan de ella? así como conocer a algunas personas que siguen las ocurrencias que muestro en este espacio. Fue muy lindo.

Y es que a veces es necesario conectar con gente de verdad y no solo de manera virtual. Ningún emoticón puede sustituir a una sonrisa franca ni a unos ojos que brillan con picardía ¿cierto?.

Dicho esto, continúo con el bendito pan.

La idea era hacer un pan de molde con avena y semillas, suave y que no resultara tan pesado, se puede hacer con una parte de harina integral o agregarle afrecho, ajonjolí, pasas...este lo he preparado con avena en hojuelas, semillas de linaza, girasol y pipas de calabaza.

Y lo mejor es que no lleva huevo ni leche, ésta la he sustituido por jugo de manzana que le aporta un aroma indescriptible, eso y la relativamente larga fermentación dieron como resultado un pan suave y aromático ¿se puede pedir más?.
El gato goloso - pan de avena y semillas


El gato goloso - pan de avena y semillas


La masa en un principio parecerá muy húmeda, pero la avena se encargará de absorber la humedad en el proceso de levado, al final ha resultado una masa húmeda pero manejable (pueden verla
) que no se pega a las manos y es fácil de manipular, por eso aconsejo a quienes lo hagan que tengan fe y no entren en pánico cuando vean el engrudo grueso que sale de la mezcladora. Sí, es muy húmeda, pero como dije, la avena se encargará de solucionar todos sus problemas (al menos este que nos ocupa).

Aunque mi idea era hacer pan para sandwich, de sabor y aroma ha resultado tan bueno que preferimos comerlo tostado, untado con queso y una mermelada de ají dulce, hecha por mi amiga Rosalba, con ese aroma que solo el ají dulce puede aportar y muy sabrosa. A ratos parece que va a picar, pero después te das cuenta de que no, no pica. Rosalba cocina divino y vende sus preparaciones a los afortunados que la conocen, pueden seguirla en sus redes sociales si desean encargarle algo.

El gato goloso - pan de avena y semillas

Esta mermelada de ají dulce está para morirse
Este pan lleva su tiempo de elaboración, al no llevar ningún prefermento y estar lleno de semillas y avena (que ralentizan el desarrollo del gluten), he decidido darle un buen tiempo de fermentación y dejarlo crecer a su gusto, así que les advierto que este pan es para hacerlo un día sin apuros, por eso he colocado en la receta los tiempos medios que ha tardado cada etapa.

Y ahora la receta "que mas luego es tarde":
Pan de avena y semillas

(sin lácteos ni huevo)

[Imprimir receta]

Fermentación inicial: 2 horas

Fermentación final: 1 hora

Horneado: 50 minutos




Ingredientes:
420 g (3 y 1/2 tazas) de harina de fuerza (panadera)*
10 g (1 Cda.) de levadura seca instantánea
40 g (2 Cdas.) de miel
220 g (1 taza) de jugo de manzana
25 g (2 Cdas.) de margarina
4 g (1 cdita.) de sal
80 g (1 taza) de avena integral
20 g (2 Cdas.) de semillas de linaza
20 g (2 Cdas.) de semillas de calabaza
30 g (2 Cdas.) de pipas de girasol

Instrucciones:

Incorporar todos los ingredientes (menos la avena y las semillas) en el bol de una mezcladora (yo uso una KitchenAid), mezclar a velocidad baja los ingredientes con la lira (batidor plano) hasta obtener una masa, cambiar el aditamento al gancho y amasar por 6 minutos hasta obtener una masa homogénea, aumentar a la segunda velocidad y amasar por 5 minutos para desarrollar bien el gluten (esta masa es muy húmeda y no se despegará de los bordes del bol).

Incorporar la avena y las semillas y amasar por 1 minuto más a velocidad baja hasta integrar todos los ingredientes.

Depositar la masa en un recipiente ligeramente aceitado (quedará muy húmeda y pegajosa muy parecida a un engrudo grueso, quizás haga falta removerla del bol con ayuda de una espátula de plástico, una paleta o con las manos húmedas) tapar con film transparente o un paño de cocina y dejar levar por una hora.

Desgasificar la masa introduciendo el puño de la mano para sacar el aire, voltear la masa sobre si misma y depositar de nuevo en el bol, tapar y dejar levar 1 hora o hasta que duplique su volumen.

Transcurrida la fermentación inicial, la avena se habrá hidratado con el liquido de la masa y ésta se tornará menos húmeda y más manejable. En una superficie ligeramente enharinada verter la masa y con la ayuda de un rodillo, formar un rectángulo (puedes ver cómo se forma
) de 40 cm de largo x 30 cm de ancho (o el ancho del molde donde se desea hornear, el mío mide 30 cm).

Formar un cilindro enrollando la masa como la de un brazo gitano. Depositar el cilindro en el molde, ligeramente aceitado, con el cierre o costura hacia abajo para que no se abra al hornearlo.

Tapar y dejar levar por 1 hora o hasta que sobrepase un poco el borde del molde.

Mientras precalentar el horno a 180˚C y hornear por 50 minutos hasta que el pan se torne dorado (si se cuenta con termómetro de horno la temperatura interna debe alcanzar los 95˚C)

Dejar enfriar el pan en el molde por 15 minutos, desmoldar y dejar enfriar por completo sobre una rejilla (es importante dejar enfriar del todo, si el pan es cortado antes de enfriarse perderá humedad rápidamente).

* También puede realizarse con harina todo uso, en ese caso utilizar 25% más de harina, es decir, 525 g de harina todo uso.

Da para 1 pan mediano

Nota: este post contiene links de afiliados

El gato goloso - pan de avena y semillas


¿Qué te ha parecido este pan?¿te atreverías a hacerlo en casa? deja tu comentario más abajo

¡Feliz fin de semana!


Si te gusta algo de lo has visto y deseas recibir mis artículos
directo en tu correo
suscríbete aquí

tu correo:

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Tunjitas (o piñitas) - pancitos dulces de anís

Después de 10 años de haber publicado esta receta de tunjitas (o piñitas) pienso que ya es hora de hacerle un refrescamiento. La receta es básicamente la misma con algunos pequeños cambios. También he ...

Rosca dulce de cacao, canela y frutas confitadas

Tengo cierta fijación con las roscas de pan y los panes festivos, bien sea rellenos, cubiertos o ambas cosas, son panes que invitan a ser compartidos en familia y que siempre causan una grata impresió ...

Recomendamos