Para estar por casa Idea guardada 2 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Pastela de morcilla de Burgos, manzana y piquillos

  


      El Reto Cocinamos con Reina  nos lleva en esta ocasión hasta Castilla y León, y para homenajear esta comunidad tenemos que preparar una receta con Morcilla de Burgos.


     La morcilla de Burgos es una morcilla de arroz típica de Burgos, y que procede del cerdo. Entre sus ingredientes encontraremos: cebolla, sangre, manteca de cerdo y arroz.
      Para mí no es una de las morcillas de sabor más fuerte que he probado, pero es muy rica, e incluso podría decirse que tiene un sabor algo picante (debe ser por las especias que lleva)
   La verdad es que no me ha sido difícil pensar una receta. Tenía un paquete de masa filo en la nevera que me había sobrado de la Pastela moruna y tenía que utilizarlo ya. Así, que he preparado con ella otra Pastela, que en esta ocasión, obviamente, no es una pastela árabe.
     La morcilla la he complementado con manzana asada, piquillos y un poquitín de queso.
     Es una receta muy rica pero contundente y con una porción os sentiréis más que satisfechos.


Ingredientes:

- 8/10 hojas de masa filo
- 250 gr. de morcilla de Burgos Ríos
- 1 manzana
- 100 gr. de pimientos de piquillo asados
- 100 gr. de queso rallado
- 150 gr. de mantequilla
Modo de preparación:

     En primer lugar, le quitaremos la piel a la morcilla y la desmenuzaremos en un bol. Le añadiremos los pimientos de piquillo troceados.
     Por otro lado, pelaremos una manzana y la trocearemos. La pondremos 10 minutos en el microondas para que se cocine.
     Añadiremos los trozos de manzana a la mezcla de morcilla y piquillos. Añadiremos también el queso rallado y lo mezclaremos todo bien.
     Empezaremos a montar la pastela en un molde desmontable de la siguiente manera:
     Fundiremos la mantequilla en microondas durante unos 20 segundos. Con una brocha de silicona untaremos bien los laterales y el fondo del molde. Pondremos la primera hoja de masa filo, de forma que quede bien pegadita al molde. La parte sobrante las dejaremos hacia fuera del molde. Hidrataremos esta hoja de masa filo con mantequilla, y pondremos otra hoja encima. Repetiremos este procedimiento hasta cuatro veces (para la base utilizaremos cuatro hojas de masa filo)
     Después pondremos dentro el relleno de morcilla, manzana, piquillos y queso.
     Cerraremos la pastela con los bordes sobrantes, hidratando en todo momento la masa filo con la mantequilla.
     En este momento, si queréis, podéis desmoldar la pastela, quedándonos sólo con la base del molde.
     Después pondremos por encima las otras cuatro hojas restantes de masa filo, siguiendo el mismo procedimiento de hidratación. Pero ahora, los sobrantes los meteremos hacia dentro, hacia la base.
     La última hoja la hidrataremos también por fuera con la mantequilla, y nos la llevaremos al horno hasta que la masa filo esté bien doradita.
* Si quereis ver como se monta la pastela, podéis haceros una idea con el paso a paso de la Pastela moruna.
Fuente: este post proviene de Para estar por casa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Musaka de atún con verduras

Como veréis llevo unos meses sin publicar receta y es que la frase "no me da la vida" me representa a la perfección últimamente. Pero claro, cuando tu pareja se mete a "faenar" en ...

Recomendamos