comunidades

Pepinos

Ficha técnica

Ensalada de pepino


Existen algunas hortalizas ligadas desde hace siglos a la cultura mediterránea y constituyen la base de nuestra alimentación y gastronomía. El pepino es una de ellas. Destaca por sus propiedades diuréticas y refrescantes, y sus variedads más pequeñas, como el pepinillo, por su uso en la industria conservera. La ensalada es el plato en el que podemos encontrarlo más habitualmente. Sin embargo, esta hortaliza también es imprescindible en algunas sopas, cremas y salsas y, sobre todo, en una receta típicamente española: el gazpacho. Descubre todo lo que te ofrece.

 

 

Características

 

  Es una hortaliza que pertenece a la familia de las curcubitáceas, es decir, a la misma que la de la sandía y el melón.

 

  Su forma es alargada, de unos 25 cm como máximo y es redondo en sus extremos. Dependiendo de la diferencia de longitud tenemos distintos tipos de pepinos.

 

  Su cáscara es dura y de color verde intenso, mientras que su pulpa es blanca, con muchas semillas y de sabor refrescante.

 



 

Propiedades nutricionales

 

  Tienen la capacidad de saciar, son diuréticos -por su alto contenido en potasio y agua (97%)-, y apenas engordan, ya que 100 gramos de producto aportan sólo 17 calorías.

 

  Esta hortaliza también aporta calcio, magnesio, hierro, fósforo y zinc, aunque en pequeñas cantidades.

 

  Sobre todo es rica en vitamina C, un elemento esencial para el organismo por sus propiedades antioxidantes e inmunoprotectoras.

 

  Los carbohidratos que tienen los pepinos apenas alcanzan los dos gramos.

 

Variedades/Tipos

 

  Pepino corto, 'tipo español': longitud máxima de 15 cm, con piel verde y carne blanca-amarillenta. Dentro de éstos también entran los pepinillos, especialmente recomendables para hacer encurtidos.




  Pepino medio, 'tipo francés: de entre 20-25 cm de longitud.

 

  Pepino largo, 'tipo holandés': variedades de más de 25 cm de longitud.

 

 




Consejos de uso en la cocina

 

  Hoy en día podemos comprar pepinos en el mercado durante todo el año, gracias a los cultivos intensivos de invernadero. No obstante, la época del pepino es la primavera y el verano, y es en esta temporada cuando se pueden comprar más baratos y están más sabrosos.

 

  Los pepinos frescos tienen que comprarse verdes, totalmente sanos, sin manchas amarillas ni golpes o defectos en la piel. Los medianos son los más apropiados para el consumo, porque los más grandes tienen un sabor más amargo, la carne blanda y las semillas duras. Elegiremos pepinos de hasta 30 cm.

 

  En el frigorífico pueden mantenerse durante cinco días frescos, pero tenemos que tener en cuenta que no admite la congelación y se deteriora rápidamente cuando padece temperaturas extremas. Una vez cortados resisten aún menos el paso del tiempo. Además, debemos protegerlos de los olores de otros alimentos ya que se quedan impregnados rápidamente.

 

  Cortado en rodajas es la mejor opción para el verano, como ingrediente en ensaladas mixtas, o de tomate y cebolla. También podemos introducirlos en sándwiches vegetales y en salsas verdes. El pepino también se utiliza en sopas frías, cremas y purés, aunque también se puede recurrir a este producto en estofados y rellenos.

 

  La variedad encurtida, los pepinillos, son también perfectos para dar un toque avinagrado a ensaladas y salsas. Aunque, sin duda, también son irresistibles como aperitivo, acompañados de aceitunas, o bien en forma de 'banderillas.

 



 

Curiosidades

 

  A pesar de ser típicamente mediterráneo, encontramos su origen mucho más lejos de las fronteras de Europa: los primeros pepinos se sitúan en el África tropical, aunque otros expertos los sitúan en La India.

 

  Pronto fueron cultivados por los egipcios, que los exportarían a los griegos y a los romanos. Las primeras variedades eran extremadamente amargas, así que los cocineros romanos les aplicaban miel para atenuar su sabor.

  Para acabar con el toque amargo del pepino, algunos cocineros ponen un poco de sal a las rodajas. Otra opción es introducir los pepinos enteros, con las puntas cortadas, en un bol con agua y sal.

 

Recetas con pepino


Carpaccio de pepino (Ebeldur)
Ensalada simple de patata y pepino (Patri9)
Sopa de pepino con un toque de queso (Karolina6666)
Salsa de yogur y pepino (con2sabor)
Agua de pepino con limón (Noemx)
3 recetas con pepino
Canapés de pepinos rellenos (Cocky)

Imágenes por orden de aparición: facilisimo.com; facilisimo.com/Ebeldur; USDAgov/Flickr; roland/Flickr

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico. Ante cualquier duda, consulta con profesionales.

Recomendamos

Relacionado