comunidades

Risotto de remolacha



Recordar es volver a vivir. Dicen que todos necesitamos recuerdos para saber quiénes somos.

Hace unos días, alguien que por cierto me conoce muy poco, que me ha visto en dos ocasiones, con quien he intercalado pocas frases, en una reunión de amigos yo contaba cuando y donde transcurrió mi niñez, dije mi edad cuando comentó en tono jocoso: Tus recuerdos entonces serán en blanco y negro.

No contesté, no sé si por educación o porque no asimilé el comentario en sí, como pocas veces me ocurre: me quedé cortada. Pensé ¿me lo tomo a mal? ¿Me ha llamado vieja con ésa gracia que algunas personas intentan tener sin conseguirlo?.....No, no dije nada en ése momento, aunque me quedé pensando. Y me dio que pensar, que le tendría que haber contestado que sí, que así son mis recuerdos, en blanco y negro.

Mis memorias, mis recuerdos están llenos de imágenes en blanco y negro porque así las voy grabando una y mil veces de tanto ver aquellas fotos guardadas en un cajón, pegadas en viejos álbumes, todas ellas llenas de infinitas escalas de grises, pero también repletas de amor.

Fotos con ausencia de color que consiguen que el recuerdo de mis momentos vividos, queden grabados a fuego, de instantes que cobran más fuerza, donde nada se disimula, la realidad es verdadera, donde la humildad y las miradas infinitas e intensas de mis seres queridos traspasan el papel y el tiempo. Y me veo con ellos, feliz.

Imágenes en blanco y negro, una época, un sentir, en las que reconozco no sólo momentos que recordar sino también para aprender. Momentos de mi vida que no quiero ni se pueden cambiar, que no se puedo llenar de color, que sucedieron, que en definitiva son historias reflejadas en blanco y negro….es mi historia, es mi vida que siempre estuvo llena de color.

Sí, una vida plena, que por mi edad es como si hubiese vivido dos vidas de quien me hizo el comentario, ya que le doblo la edad. Sí, como los sueños dulces y maravillosos una parte de mi intensa vida fue como las primeras películas que veía en el cine, o las imágenes de la televisión, llenas de tonos grises; quizás por ello quiero recordarla en blanco y negro, pero el resto está repleta de colores que se elevan al infinito, momentos que quedarán en mi memoria con una intensidad a veces casi cegadoras, porque las imágenes de mis sueños, de mis recuerdos, las recompongo en mi mente con toda la gama de color según viva o haya vivido mi vida.

Hay que personas que como para mi, el mundo se compone de colores, de sonidos, de aromas y de sabores. Un color determinado, un aroma o un sabor, despierta nuestra memoria y nos hacen viajar en el recuerdo, al pasado, a nuestra infancia.

Y nada como la comida para transportar nuestra mente a otros tiempos, para rebuscar en los olvidados cajones de nuestra memoria, ésos guardados incluso en blanco y negro, sentimientos asociados indeleblemente a un sabor, a un olor, a un color, a los sabores de la mar, o de la tierra, sabores olvidados pero que se recuerdan gracias a las técnicas de cultivos recuperadas, a manos que trabajan con pasión y que nos llegan a nuestras cocinas con el buen hacer de empresas que retoman el mimo y el cuidado a los productos.

A “Mi Cocina” llegaron productos de las huertas cercanas, gracias a una buena amiga, Evelin Sánchez que le da imagen, simpatía, cercanía y color a una gran empresa malagueña Frutas y Verduras Eladio


Con color, con pasión, con espectaculares remolachas…he preparado ésta recela, un risotto que sorprenderá por su cremosidad, su sabor y les aseguro que hará las delicias de quienes la degusten. ¿Se animan a probar éste risotto?


¿CÓMO LA HICE?

INGREDIENTES PARA DOS PERSONAS:

Una remolacha grande, ¾ litro del caldo de cocer la remolacha, 1/2 cebolla morada, seis cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, medio vaso pequeño de vino blanco, 20 grms. de mantequilla, 40 grms. de queso manchego rallado, un vaso pequeño de arroz especial para risotto, sal y flores o pequeños brotes comestibles (opcional).


LOS PASOS A SEGUIR:

Pelar y trocear la remolacha. En una cacerola con un poco de sal, ponerla a cocer hasta que esté tierna. Apartar del fuego, sacar los trozos de remolacha, pasarla por la batidora hasta conseguir un puré homogéneo y reservar. Reservar igualmente el caldo que debe estar muy caliente, si es preciso volver a ponerlo al fuego.






Pelar la cebolla y cortarla en trozos muy pequeños (el tamaño similar a los granos de arroz).



Echar en una cacerola plana, de base gruesa (que reparta bien el calor) el aceite y a fuego medio pochar la cebolla, hasta que comience a estar transparente. Agregar el arroz y rehogar un minuto, removiendo a fin de que se impregne bien de aceite por todos lados.






Incorporar el vino, subir la intensidad del fuego y remover nuevamente el arroz durante medio minuto hasta que se evapore el vino.


Añadir un cucharón del caldo caliente, removiendo hasta que el arroz lo absorba. En ése momento agregar otro cucharón de caldo e ir repitiendo la operación durante diez minutos.




En ése momento el grano estará a medio cocer, en ése momento incorporar el puré de remolacha, remover y añadir un nuevo cucharón de caldo, salar al gusto, cuando el grano absorba todo el liquido, volver a repetir el echar un nuevo cucharón de liquido e ir repitiendo la operación durante, aproximadamente, 20 minutos.




El arroz debe estar ligeramente caldoso y al dente (tierno por fuera y un poco duro por dentro). En ése momento agregar la mantequilla cortada en dados y el queso manchego rallado, removiendo hasta que ambos ingredientes queden totalmente incorporados.






Servir de inmediato, de lo contrario perderá cremosidad; adornar al gusto…



Buen provecho y buen fin de semana.

Fuente: este post proviene de Blog de carmerosa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La cocina no tiene fronteras pero ha de tener raíces (Martin Berasategui). En mis recuerdos aún perduran las imágenes de aquella hilera de casitas blancas y bajas, resguardadas de los temporales por ...

Recomendamos

Relacionado

Arroces chuletas de cordero chuletitas de cordero ...

Un Risotto de remolacha, divertido a la vista, nutritivo y bien rico, acompañado de una carne exquisita. Así es esta receta, por lo demás muy completa, que nos hará pasar un buen rato cocinándola y todavía mejor a la hora de comer. Las chuletitas de cordero las hemos empanado porque a los más pequeños de la casa les resultan más sabrosas, pero ni qué decir tiene que son san buenas que no necesitan ...

Recetas

Ya que estamos en agosto, te proponemos una escapada exprés a Italia para probar este delicioso risotto de remolacha, que entra por los ojos sólo con el original color que tiene y dan ganas de no dejar ni un solo grano. Ingredientes para 2 personas: - 180 gr de arroz Carnaroli de ABC Rice - 100 gr de remolacha cocida - 1/2 cebolla - 50 ml de vino blanco - 400 ml de caldo de pollo - 1 cucharada de ...

recetas de primeros anacardos arroces ...

La semana pasada la red se llenó de recetas que ofrecían múltiples propuestas para sorprender a la pareja por San Valentín. Yo no suelo celebrarlo aunque sí es cierto que preparar en casa una romántica y rica comida, o cena, es una de las opciones que más me atraen. Lo que sí que hago es aprovechar las fechas para darme una vuelta y buscar cosas originales con las que sorprender unos días después, ...

recetas de primeros senza categoria cómo hacer risotto ...

Ingredientes para 4 personas: 360 gr. de arroz redondo, 1 sepia, 1/2 manojo de espárragos trigueros silvestres, cebolla morada, caldo vegetal o de pescado, mantequilla, vino blanco, pimienta molida, sal y aceite. La receta de risotto con sepia y espárragos trigueros o con verduras, es un primer plato a base de arroz, muy sabroso y fácil de preparar. Como hacer un risotto fácil: las claves para ha ...

recetas de primeros arroces cocina italiana ...

Ingredientes para 2 personas: 180 gr. de arroz, 60 gr. de panceta/tocineta, 1 rodaja de puerro, azafrán, vino blanco, parmesano rallado, mantequilla, caldo vegetal y aceite. Un risotto muy básico y así mismo, muy rico y sabroso (aquí más recetas de risotto). Preparar el caldo vegetal (aquí consejos). En una sartén, poner 2 cucharadas de aceite y el puerro picado. Cuando empieza a dorar, incorpor ...

recetas de primeros arroces y cereales cocina italiana ...

INGREDIENTES 1 litro de caldo de pollo 400 g de arroz carnaroli o arborio (es una variedad de arroz italiana de grano corto, también podéis usar alguna variedad de grano redondo) 300 g de setas 1 cebolla 2 dientes de ajo 1 vasito de vino blanco 75 g de queso parmesano rallado Sal y pimienta 70 g de mantequilla Nata líquida o crema de leche (opcional) ELABORACIÓN DE RISOTTO DE SETAS En una sartén ...

Arroces best asparagus risotto recipes best italian asparagus risotto recipe ...

Ingredientes risotto de espárragos trigueros para 2 personas: 200 gr. de arroz para risotto, medio manojo de espárragos trigueros, medio chalote, 1 diente de ajo, 1,5 l. de caldo vegetal, medio vaso de vino blanco, mantequilla, parmesano, pimienta molida, sal y aceite EVO de Tercio de las Torres. El risotto de espárragos trigueros, es un clásico durante el periodo de primavera, en mayo, cuando sal ...

recetas de primeros arroces calamares ...

Ingredientes para 2 personas:180 gr. de arroz, 2 calamares, 1/3 de cebolla, caldo vegetal, brandy, azafrán, pimienta, mantequilla, sal y aceite. Un risotto muy sabroso, delicado, con toque de azafrán (podéis no ponerlo, vuestra discreción). Preparar el caldo (leer aquí). Cortar los calamares en taquitos. En una sartén, poner 3 cucharadas de aceite y la cebolla picada. Cuando esté dorada, agregar ...

arroz queso recetas de navidad ...

El risotto es un plato maravilloso pero tiene unos trucos que hay que conocer para que te salga un risotto de verdad. En primer lugar un risotto debe quedar cremoso, nunca caldoso y esto se consigue añadiendo poco a poco el caldo, que debe estar siempre caliente para que no se pare la cocción. El risotto requiere removerlo casi contínuamente para liberar el almidón del arroz, es decir, si no tiene ...

arroz risotto recetas de primeros

Preparar un buen risotto es fácil;solamente hay que tener en cuenta una cosa:hay que conseguir que el arroz suelte todo el almidón posible, debe de quedar cremoso y eso se consigue usando un arroz de grano redondo (tipo arborio, bomba, carnaroli) y removiendo. El risotto, además, debe de llevar ingredientes que hagan que esa cremosidad aumente por eso son indispensables el vino, la mantequilla y e ...