comunidades

SOPA DE PESCADO PICANTE THAILANDESA (TOM YUM PLA)


Ésta gran aventura mia, tuvo lugar a finales de Noviembre del año 1994, ha pasado ya 21 años, os cuento:
Después de casi 16 horas de viaje, sin poder dormir, debido quizás a la emoción, los nervios…o quizás por la compañía, escucho la voz del comandante que nos indica que estamos a punto de aterrizar en el aeropuerto de Bangkok.
Llegar La Ciudad de los Ángeles (es lo que significa su nombre) es como atravesar una puerta y entrar en una extraña sauna al aire libre, un lugar donde el cielo y la atmósfera siempre tienen un eco líquido y embadurnado de sugerente destemplanza que inexorablemente hace sudar.
Bajar del avión fue un asalto brutal a mis sentidos, quedé literalmente impactadae impactados por el calor mitigado por las sonrisas incontenible que acompañaba a cada tailandes con el que nos cruzábamos.
Con la gran responsabilidad de preparar un próximo viaje para más de 200 personas, reunirme con el Delegado de la Agencia de Viajes con la que organizaríamos el viaje, el Director del Hotel elegido, conocer a los guías, visitar cada uno de los sitios a visitar y restaurantes donde agasajaríamos a nuestros más importantes clientes…..preparé mi enorme maleta. En ella dispuse casi todo mi armario, pero la maleta que no llegó conmigo a Thailandia….sino que a posteriori, supe que viajó por medio mundo sin mi, llegó a casa un mes más tarde que yo.
Quien me iba a decir que mi primera visita, antes de ver ninguno de los maravillosos monumentos y la ciudad en sí, era a un gran Centro Comercial, en aquellos años uno de los más grandes y lujosos de Asia. Relativamente cerca del Hotel Sol Twin Tower donde nos hospedamos.

Probablemente no haya mejor ciudad para ir de compras que Bangkok…sus famosos mercados y mercadillos convierten a ésta bulliciosa ciudad, una ciudad que no duerme….en un paraíso para quienes desean ojear puestos, comprar barato y poner en práctica sus habilidades con el regateo.
Pero quienes me conocen, saben que a mi personalmente eso no me atrae en absoluto, independientemente del trabajo que debía realizar, sin duda alguna quería ver y disfrutar de su cultura, de sus paisajes, de su historia y por supuesto de su gastronomía…..
THailandia, el país de las sonrisas, es también un país de gran interés cultural: ¡existen más de 30.000 templosdistribuidos por todo el territorio, cada estructura es única así como también los once siglos de historia religiosa que le respaldan.
Lugares para no olvidar, incluso perderse…y poder tener grandes experiencias que vivir: Visitar el Gran Palacio Real y en él el templo Wat Phra Kaew donde se encuentra el famoso Buda Esmeralda; subir al templo Wat Arun (su nombre significa templo al amanecer); sentirse insignificante junto al Buda reclinado (Wat Pho) o anonadada con el Buda de oro (Wat Traimit); los mercados flotantes, navegar por el Rio Chao Phraya, el llamado Rio de los Reyes y surcar su red de intrincados canales o Klongs….. y no tener que irme de compras para lógicamente reponer vestuario y otros efectos necesarios para poder estar una semana sin mi equipaje.
Aún guardo dos de los trajes…..pero aquél blanco de estilo oriental, color crudo, fue especial….es especial, lo sigue siendo para mi, y sencillamente precioso.

Fueron días intensos, maravillosos, donde descubrí y me enamoré de Thailandia (La Tierra de los hombres libres), de sus paisajes, de sus monumentos, templos…y como no, de su gastronomía.

En cuanto a gastronomía, me sorprendió verla de noche desde el mirador giratorio del restaurante del hotel Baiyoke, en aquella época el más alto de Bangkok; aluciné en el Restauran más grande del mundo durante años en el libro guinnes de los records, con más de 5.000 plazas, The Royal Dragon…..y disfruté del mejor restaurante Chino (en aquella época el más caro de Bangkok) que curiosamente se encontraba en el mismo hotel Sol Twin Tower…. Vestida con mi traje blanco con clara influencias orientales.

Como comprobarán, no puedo una vez más ocultar mi pasión por Oriente…..Japón, Thailandia, India y China, lugares a los que he tenido la gran suerte de viajar.
Hoy, les animo a probar una sopa de pescado oriental, muy sabrosa, llena de aromas cítricos, intensos y picantes, que espero disfruten y les haga soñar con ése lugar de mis sueños: Thailandia.

¿Cómo la hice?

Ingredientes para dos personas:

Dos champiñones tipo portobello, dos cucharadas de aceite de girasol, media cebolla blanca (tipo cebolleta), medio bote de tallos de bambú, medio pimiento rojo, un litro y medio aproximadamente de caldo de pescado (para ello utilizo las espinas de la rosada), tres cucharadas de salsa de soja, dos filetes de rosada (unos 150 grms., en su defecto cualquier pescado blanco), una ramita de cilantro fresco, una cucharada pequeña de café de azúcar moreno, 20 grms. de jengibre fresco cortado en finos trozos, un diente de ajo, una cucharada de zumo de lima y dos o tres guindillas rojas pequeñas.
Tallos de bambú:


Cilantro fresco:





Los pasos a seguir:

En una cacerola con litro y medio de agua poner a cocer las raspas de rosada colocadas en un colador, llevar a ebullición, espumerear, dejarlas cocer durante quince minutos aproximadamente y colar el caldo. Reservar.

Cortar la cebolla y el diente de ajo en trozos pequeños, enjuagar el pimiento y cortarlo en tiras, limpiar bien los champiñones con un paño y cortarlo en trozos no muy grandes.

Escurrir bien los tallos de bambu y reservarlos.

En una olla echar el aceite y saltear la cebolla junto con el ajo durante unos minutos, hasta que haya ablandado.

Incorporar el pimiento, los champiñones, el bambú y saltearlos durante dos minutos removiendo continuamente.

Echar el caldo, la soja, el azúcar, el zumo de lima, el jengibre y llevar a ebullición, dejándolo cocer unos diez minutos.

Agregar el pescado troceado, rectificar de sal y apartar del fuego. Añadir el cilantro.

En cuanto esté lista, servir la sopa añadiéndole los pimientos chiles picantes troceados al gusto, más cilantro fresco y un chorreoncito de zumo de lima.

Nota.- En las recetas tradicionales y originales thailandesas suelen poner una mezcla de galanga (es un rizoma de la familia del jengibre cuyo sabor lo recuerda ligeramente, aunque la galanga tiene un sabor mucho más intenso. Es prácticamente imposible encontrarlo a no ser que sea en tiendas especializadas), hierba limón y hojas de lima Kafir, que como habrán podido comprobar yo no he puesto al hacerla por no poder obtenerlas en ése momento.


Deseando un buen fin de semana.....dedico ésta entrada a nuestra guia Sophí...quien me acompañó y ayudó en todo momento en mi aventura thailandesa, en éste primer viaje y en el siguiente...porque volví a Thailandia unos meses más tarde, en ésta ocasión me acompañó en todo momento mi propio equipaje donde no podía faltar aquel traje blanco de estilo oriental.


Thailandia….el principio de una gran historia de mi vida.
Con todo mi amor para mi marido.

Fuente: este post proviene de Blog de carmerosa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Cocina rápida Fusión Sitios que me gustan ...

Te había prometido, aquí, que iba a contarte algo más del viaje de las Chikas a Bangkok y a Karon y como sabes siempre cumplo aunque esta vez he tardado un pelín. Pero, primero te traigo una receta deliciosa, la gastronomía Thai nos encantó, es muy sana, muy rápida y parece que no demasiado difícil. Es una cocina que incluye todos los sabores y con la que puedes ser muy creativ@ porque te permite ...

cocina thailandesa Pescados y Mariscos

En la tradición popular española, contamos con un proverbio de enseñanza semejante a las creencias de las culturas orientales que dice así: “hay que tener cuidado con lo que se desea porque se puede cumplir”. Caminaba despacio, con los pies descalzos sobre el marmóreo suelo, una nube de incienso envolvía todo el recinto, los delicados rayos de Sol entraban por los grandes ventanales haciendo bril ...

recetas de primeros

Fué llegar al aeropuerto Don Muang (Bangkok), allá en el mes de Noviembre de 1994, nada más bajar de la enorme mole, un Boing 747-4D7, el vuelo de la Thai Airways y una vez que me sobrepuse de la primera impresión al llegar a Bangkok, el calor, un calor que asalta, que te envuelve por completo, olvidé las horas de vuelo y mi deseo era descubrir todos sus tesoros. Thailanda es uno de los destin ...

recetas de primeros carnes cocina thailandesa ...

El olor y el aroma también nos hace viajar en la memoria; cada ciudad, cada lugar tiene un olor característico que nos hace recordar un momento vivido, sobre todo en cuanto a gastronomía se refiere. Si alguien me preguntara ¿a qué huele Bangkok?, automáticamente diría a frutas, a especias, a hierbas, a lima, a comida asada o frita, a un dulzor picante único, especial y exótico. Y es que Bangkok ...

general bangkok calle ...

Hay que decirlo, no se que cuento te pintan en las películas y en la televisión que uno se imagina Bangkok como una ciudad moderna y bastante esplendorosa, pero la verdad es que esta ciudad no es mucho más que una gran metrópolis de Asia llena de autos, motos y un montón de gente! (Y ni hablar del millón de turistas!). Claro que de todas maneras Bangkok tiene lo suyo, pero a primeras no fue tan f ...

Con carne Recetas de cocina chile picante ...

Tailandia es un país que el año pasado estuvo a punto de convertirse en nuestro destino de las vacaciones de verano, pero finalmente el azar nos llevó a pasar 25 días viajando por el sudeste asiático, pero en Camboya y Vietnam. Fue precisamente en Camboya donde probamos esta deliciosa sopa típica de la comida tailandesa y tan popular entre los turistas por su sabor suave y por ser poco picante (re ...

Del Mar y el Rio Especiales Sitios que me gustan ...

Este año las chikas cambiamos de continente, nos fuímos a Asia, en concreto a a Bangkok y a la playa de Karon. Thailandia es todo un mundo de sensaciones. Bangkok no es demasiado bonita, pero es ciudad muy,muy, muy atrayente. Su caos de tráfico, sus miles de coches, motos y tuk tuks, sus semáforos que no sabes como interpretar, jejeje, sus chaparrones, sus miles de metros de cables colgados por c ...

recetas postres

Normal 0 21 En el año 1994 quedé cautivada por el Reino de Siam, me enamoré de Thailandia, de su cultura, de sus paisajes, desde sus mares azules turquesas y arenas doradas, hasta frondosos bosques , rios, de su gastronomia, de su gente con su calmado modo de vida, basada en los principios budistas, que propician un clima de tranquilidad y amabilidad, siempre con una sonri ...

Arroz cocina thailandesa Entrantes ...

Aunque todo era un bullicio de idas y venidas de barcazas, de grandes barcos de cargas, de barcos de recreo llenos de pasajeros, de pequeños que surcan las aguas a golpe de remo cuyos sonidos se ahogan por el rítmico y cansino “chof chof chof” de los pequeños motores que impulsan las canoas, las llamadas “long tail boat”, las barcas de cola larga, que recorren el grandioso rio Chao Phraya, con sus ...