comunidades

Tarta de requesón y albaricoques

Cuando ví esta tarta en el blog de Carolina, Tomillo, laurel y otras cosas de comer no pude resistirme a pesar de que el calor aprieta... Así que si no tenéis miedo a enfrentaros al calor infernal de una cocina en pleno mes de julio con el horno encendido, os aconsejo que probéis esta magnífica tarta. Además, los albaricoques están en plena temporada! no hay excusas. Os pongo la receta tal cual la publicó Carolina, por que no hice ningún cambio respecto a la suya. Perfecta, para qué cambiarla?



Ingredientes:

Para la base:

250 gr.de harina de repostería.

125 gr. de mantequilla bien fría.

50 gr. de azúcar.

Un huevo

Una cucharadita canela molida

Para el relleno:
Albaricoques (los suficientes para cubrir la tarta).

200 gr. de requesón.

200 ml. de nata (crema de leche) para montar.

200 gr. de queso Philadelphia

Tres huevos talla L.

150 gr. de azúcar. 

Preparación:

Empezamos poniendo todos los ingredientes de la base en un bol. (La mantequilla la cortamos en cuadraditos). 

Mezclamos y amasamos hasta que podamos formar una bola con la masa (no hay que amasarla demasiado). Envolvemos la masa en papel film y la dejamos reposar en la nevera al menos una hora.   

Precalentamos el horno a 170º.

 
Ponemos la masa entre dos papeles de horno y la estiramos con el rodillo, del tamaño suficiente para cubrir el molde que vamos a utilizar.




Retiramos el papel de arriba y, ayudándonos con el otro, colocamos la masa en un molde de tartas.La pegamos al molde presionando con los dedos y, apoyando el rodillo en los bordes, quitamos el excedente. (Es importante no estirar la masa en el molde, sino ponerla presionando)

 

Cubrimos con papel de horno y echamos unos garbanzos secos para que sirvan de peso. Horneamos diez minutos. Retiramos el papel y los garbanzos y horneamos cinco minutos más.

Dejamos enfriar.Mientras lavamos los albaricoques, los abrimos por la mitad y les retiramos la pipa.

 

Ponemos todos los ingredientes del relleno, menos los albaricoques, en un bol. Los batimos bien con el brazo de la batidora. Volcamos la mezcla sobre la tartaleta preparada.  Colocamos los albaricoques por toda la superficie, con la parte de la pipa hacia abajo. 

 

Metemos en el horno y dejamos que se haga durante unos 45-50 minutos, hasta que al pincharla con una brocheta ésta salga limpia. La dejamos enfriar y la ponemos en la nevera hasta la hora de servirla, en mi caso, hasta el día siguiente.

 

Y este es el resultado. Espero que os guste y os animéis:

 

 



 

 



 
Fuente: este post proviene de Las Cosas de mi Cocina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hoy vamos con esta segunda parte del recopilatorio Ddulces típicos de España para contrarrestrar el fiebre halloweenera que tenemos últimamente: Desde mi blog, Las Cosas de mi cocina, os presento esta ...

Etiquetas: general

Recomendamos