Jaleo en la Cocina Idea guardada 53 veces
La valoración media de 31 personas es: Muy buena

Cheesecake de limón para dar la bienvenida al buen tiempo

¡El verano ya está casi aquí! Comienza la temporada en la que más pereza nos da encender el horno. Por eso, os traigo esta deliciosa receta: Cheesecake de limón. Una receta perfecta para esta época porque aparte de no necesitar horno, es una tarta con una textura tan perfecta, similar a una mousse, que sé que os va a fascinar desde el momento en el que la probéis. ¡Venga todos a prepararla en casa!





Esta cheesecake o tarta de queso está hecha con limón por lo que le da un toque fresco y ácido que tanto me gusta en verano. Seguro que a muchos de vosotros también os da pereza encender el horno y comer cosas demasiado dulces en esta época y acabáis tirando de recetas como estas, que le dan un toque fresco y no tan empalagoso a una buena comida con amigos y familiares. ¡Es la receta perfecta para esas ocasiones!, bueno, ¡para todas las ocasiones!



La receta es una mezcla entre una mousse y una cheesecake, consiguiendo una textura que a mí me encanta. No es una tarta de queso pesada sino que esa textura y el hecho de no ser al horno (ahorrándonos los huevos) la hace mucho más fresca y un poco más ligera. Obviamente, yo siempre conservo la base de galleta, un must en cualquier tarta de queso. ¿No os parece? Creo que muchos de vosotros amáis estas recetas simplemente por esa deliciosa base de galleta... Yo reconozco que me encanta.



Una tarta fresca y deliciosa que no necesita horno. Este Cheesecake de limón es la receta perfecta para este verano ¡No os la perdáis que os va a encantar: fresca y deliciosa!


[NUEVA RECETA] Llega una nueva versión de la cheesecake sin horno que tanto os gusta: Cheesecake de limón. Una opción fresca y ligera para este verano. ¿Os la vais a perder?https://t.co/Q9U5WD1WM6 pic.twitter.com/K32oP02Tr4

— Jaleo en la Cocina (@Jaleoenlacocina) 15 de junio de 2018

Os dejo con la receta. Ya sabéis que cualquier duda, problema o sugerencia podéis hacérmela llegar por los comentarios, redes sociales o por email. En cuanto pueda responderé a vuestras cuestiones. ¡Espero que os guste! Si la hacéis, no dudéis en hacerme llegar la foto del resultado, que me hará mucha ilusión.

CHEESECAKE DE LIMÓN Dificultad: Fácil

Horneado: Sin horno

Tiempo: 30 mins (aprox)

Temporada: Verano

Raciones: 12 personas

Etiquetas: Postre, tarta

INGREDIENTES
Para la base
160 gr de galletas digestive
75 gr de mantequilla
Para el relleno
Zumo de un limón y medio
Ralladura de un limón y medio
350 ml de nata (crema de leche) para montar con 35% m.g.
80 gr de azúcar
400 gr de queso crema
8 hojas de gelatina
60 ml de leche
Para decorar
Rodajas de limón
Hojas de hierbabuena
120 ml de nata (crema de leche) para montar con 35% m.g.
30 gr de azúcar blanco

CÓMO SE HACE- Comenzamos con la base de la tarta. En una bolsa para congelar metemos las galletas y con la ayuda de un rodillo vamos machacándolas hasta conseguir convertirlas en migas.

- Derretimos la mantequilla. Mezclamos con la galleta.

- Cubrimos la base de un molde de 20 cm con la mezcla. Con un tenedor vamos aplastando bien la base para que quede bien firme. Metemos en la nevera mientras preparamos el relleno.

- En un cuenco con agua fría, añadimos las hojas de gelatina. Dejamos reposar 5 mins para que se ablanden e hidraten.

- Mientras, montamos la nata (crema de leche) con 60 gr de azúcar hasta que quede firme. Reservamos.

- En un bol amplio, mezclamos el queso crema con el zumo de limón, la ralladura y el azúcar restante. Reservamos.

- Cuando la gelatina esté bien hidratada, en un cazo ponemos la leche y llevamos a fuego medio alto. Cuando esté a punto de hervir, retiramos y añadimos la gelatina bien escurrida. Revolvemos bien hasta conseguir que se disuelva en la leche.

- Añadimos la leche a la mezcla de queso y limón. Mezclamos bien.

- Acabamos añadiendo la nata montada (crema de leche). Lo mezclamos bien con una espátula mediante movimientos envolventes, no queremos que la nata (crema de leche) se baje.

- Vertemos en el molde y alisamos la superficie con la espátula. Cubrimos con papel film y llevamos a la nevera al menos 8-12 horas, hasta que veamos que tiene la consistencia suficiente.

- Para decorarla yo he usado nata montada (crema de leche), rodajas de limón y hojas de hierbabuena.

- Servimos en frío.



¡A disfrutar!

TRUCOS Y CONSEJOS Podemos usar cualquier cítrico en vez de limón, o una mezcla de ellos.
Es importante mantener bien fría la tarta.

Fuente: este post proviene de Jaleo en la Cocina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos