comunidades

Tarta de queso con leche evaporada y mermelada de higos

Probablemente, la tarta de queso sea uno de los postres más populares que existen, debido en parte a que muchas de las recetas que hay no necesitan horno, que son muy fáciles de hacer y se utilizan ingredientes que tenemos todos en casa. Así que, no te pierdas la receta de esta tarta de queso con leche evaporada y mermelada de higos.

Imagen 0


La gran diferencia que existen entre esta tarta de queso y otras es la incorporación de leche evaporada en vez de nata (crema de leche) o crema de leche. Obtenemos una tarta con la misma cremosidad pero con menos grasa, así que no te resultará tan pesada. Al final de la receta de esta tarta de calabaza encontrarás más información sobre las propiedades y usos de la leche evaporada.

Para cubrir la superficie de la tarta he optado por la mermelada de higos, que he descubierto recientemente. Creo que le da un toque bastante original. Por supuesto, puedes sustituirla por tu mermelada favorita, pero te aconsejo que, si no dispones de la de higos, elijas una con un sabor potente, como la de arándanos o frambuesa.

No vas a necesitar enchufar el horno para hacer esta tarta de queso, ya que vamos a emplear cuajada. Si no tienes o no la encuentras, puedes optar por la gelatina neutra, más abajo te doy las claves.

¡Vamos con la receta!

Ingredientes (para molde rectangular de 22x15 cm):

-120 g de galletas
-60 de mantequilla
-500 g de queso crema
-500 ml de leche evaporada
-75 g de azúcar
-2 sobres de cuajada
-Mermelada de higos al gusto para decorar

Preparación de la tarta de queso:

1. Prepara la base del molde. Tritura las galletas hasta convertirlas en polvo y mezcla con la mantequilla derretida. Forra la base del molde con esta preparación. Reserva en la nevera mientras hacemos la crema de queso.

2. Preparamos la mezcla de queso con leche evaporada. Disolvemos en medio vaso de leche evaporada fría los dos sobres de cuajada. En un cazo, calentamos el resto de la leche, el queso crema y el azúcar. Cuando comience a hervir, añadimos la cuajada diluida, removemos y esperamos a que vuelva a hervir. En ese momento, retiramos del fuego y vertemos sobre la base de galleta. Una vez templado, introducimos en la nevera  al menos unas 4-5 horas.

3. Decoramos la superficie de la tarta con la mermelada de higos. Una vez fría, podremos decorar nuestra tarta, bien con la mermelada de higos o bien con lo que más te guste. Y listo, ya puedes degustar este maravilloso postre.

¿Qué pasa si no tienes cuajada?

Puedes usar gelatina, en polvo (15 g) o en láminas (6 unidades). Tan solo tienes que hidratar la gelatina 2-3 min en el medio vaso de leche evaporada y después añadirla a la preparación caliente con el resto de la leche y el queso. En este caso no es necesario que hierva, simplemente se tiene que disolver la gelatina completamente. Con gelatina también salen muy ricos este tipo de postres.

Si tienes cualquier consulta, no dudes en dejarme un comentario o contactar conmigo a través de mi página https://www.facebook.com/elsaberculinario
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos