La Cocina con Cariño Idea guardada 3 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Magdalenas de vainilla y aceite de oliva


Bueno, llegamos al mundo de las magdalenas. Pasa como con el gazpacho, hay tantas como abuelas y madres hay en el mundo. Pues nada, ahí va esta receta un poquito diferente. He de reconocer que esa tarde merendamos en casa estupendamente y los niños me querían más de lo corriente. Suele pasar cada vez que hago estas cosas. Tendré que hacer dulces más a menudo



350 g. de harina de repostería, tamizada

250 ml de leche

200 ml de aceite de oliva

3 huevos

Una pizca de sal

Ralladura de naranja

½ taponcito de agua de azahar

1 sobre de levadura

150 ml de azúcar

3 gotas de esencia de vainilla



Por una parte ponemos el horno a calentar a 180-200ºC por arriba y por abajo. Mientras separamos las yemas de las claras. Las yemas las batimos con el azúcar, la ralladura, el agua de azahar y la vainilla. Y por otro lado levantamos las claras con un poquito de sal



Una vez las dos mezclas listas, las unimos y añadimos el aceite de oliva y la leche. Incorporamos todo bien y finalmente, la harina y la levadura, mezcladas y tamizadas para evitar grumos y aumentar el contenido en aire.



Integrados todos los ingredientes, rellenamos las cápsulas con masa en unos ¾ de su capacidad y rociamos con azúcar por encima. Metemos en el horno y en unos 16-18 minutos las tenemos listas. Dejamos reposar unos 15 minutos y tenemos unas magdalenas impresionantes. Un besos a todas, a todos y a .., besos





Fuente: este post proviene de La Cocina con Cariño, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Puntillitas encebolladas

Las puntillitas encebolladas es un plato fácil, rápido y muy, muy sencillo. Además ahora las puntillitas se pueden encontrar congeladas a muy buen precio. Comida sana, Comida sencilla, Cocina tradicio ...

Milhoja de pisto y hojaldre

Es una vuelta más de tuerca al clásico de pisto con huevos fritos, pero dándole un aspecto diferente, lo cual al final hace que lo comas de manera distinta y sea como un plato nuevo y divertido. Comid ...

Recomendamos