comunidades

Receta de calabaza asada al horno

La calabaza asada al horno es una receta muy pero que muy sencilla de hacer y que puede utilizarse para complementar multitud de platos, tanto dulces como salados. A nosotros nos encanta asar calabaza en el horno sobre todo en los meses de otoño, que es la temporada en la que más se suele recolectar y consumir esta hortaliza. No obstante, es muy habitual encontrar este producto en el supermercado durante, prácticamente, todos los meses del año. Por tanto, puedes elaborar esta receta en el momento que más te apetezca.

A continuación te mostramos cómo asar calabaza al horno de una manera fácil y rápida. ¿Nos acompañas en la elaboración de esta deliciosa receta?

recetas con calabaza asada


¿Cómo hacer calabaza asada al horno?

La calabaza es uno de nuestros alimentos preferidos. Tanto es así, que no suele faltar en nuestra lista de la compra semanal. Y es que, gracias a su versatilidad, podemos cocinar la calabaza de muchas maneras diferentes y utilizarla para todo tipo de platos; tanto salados como dulces.

Además, la calabaza es un alimento con multitud de propiedades beneficiosas para nuestro cuerpo. Por ejemplo, se trata de una hortaliza baja en calorías y con mucha fibra. Tiene un alto contenido en betacarotenos, unos pigmentos que funcionan como antioxidante y que además, ayudan a nuestro organismo a producir vitamina A, muy importante para la salud de nuestra piel.

Si vas a cocinar calabaza al horno, algunas ideas de platos que puedes preparar con ella pueden ser las siguientes:

Como guarnición de una carne.

Para hacer bizcochos o magdalenas.

Como ingrediente de una ensalada templada.

Gratinada con queso.

Para hacer una tarta caliente.

Como relleno de raviolis.

Para incorporar a una pizza de verduras.

Para añadir al relleno de una lasaña vegetal.

Para incluir como picoteo en una tabla de quesos y embutidos.
ensalada templada de calabaza


Como ves, son muchas las alternativas de recetas con calabaza asada al horno. Por ello, esta elaboración de calabaza asada al horno, te servirá para hacer una gran variedad de platos con ella. Por ejemplo, puedes asar bastante cantidad de calabaza y, posteriormente, almacenarla en el frigorífico (tapándola correctamente) e ir añadiéndola a los platos que más te apetezcan.

Dado que la calabaza asada al horno se puede utilizar en platos de distinta tipología, a continuación te mostraremos distintas maneras de cómo cocinar calabaza al horno.

Cómo asar calabaza al horno para platos dulces y salados

En el caso de que quieras cocinar calabaza asada para utilizar en distintos tipos de recetas dulces y saladas, te recomendamos que ases la calabaza al horno sin añadir ningún tipo de especia o sal. De esta manera, te servirá para cualquier tipo de plato. En cambio, si le añadieras sal solo podrías utilizarla para elaborar platos salados. Así que, si no tienes claro en qué vas a utilizarla, es mejor no cerrarse puertas.

calabaza asada al horno


Para hacer este tipo de calabaza asada, te recomendamos que utilices únicamente los siguientes dos ingredientes: calabaza y aceite de oliva virgen extra.

Los pasos que necesitas para cocinar calabaza asada al horno son los siguientes:


En primer lugar, deberás cortar la calabaza en trozos. Podrás hacerlo en rodajas, bastoncitos, daditos o simplemente cortarla a la mitad.

A nosotros particularmente nos gusta pelar la calabaza antes de asarla, aunque la corteza esté un poco dura. Nosotros lo hacemos con un cuchillo pelador. No obstante, se puede pelar una vez esté asada. De esta manera, será más fácil quitarle la piel después ya que estará más blandita.

Opcionalmente, también puedes limpiar el interior de la calabaza, quitándole las pipas antes de hornearla. Pero, si quieres aprovechar las pipas, puedes asarla con ellas y, posteriormente, comerlas.

Colocamos la calabaza troceada en una fuente apta para horno, echamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima e introducimos la bandeja en el horno. Horneamos a 200ºC, durante unos 15-18 minutos. Será importante introducir la fuente a media altura en el horno, con calor arriba y abajo.

Transcurrido ese tiempo, nuestra calabaza estará tierna y podremos sacarla del horno.
Ya tenemos nuestra calabaza asada al horno lista para utilizarla en los platos que más nos apetezca cocinar.

Cómo asar calabaza al horno con especias

Esta es nuestra manera preferida de cocinar calabaza al horno, ya que la combinación de diferentes especias le aporta a la calabaza un sabor bastante especial que a nosotros nos encanta. La calabaza asada al horno con especias es perfecta para servir como guarnición o en cualquier plato salado.

calabaza al horno


Para hacer esta receta de calabaza al horno con especias, deberás seguir una serie de pasos muy similares a los anteriores, pues el proceso de cocinado es prácticamente el mismo. En este caso, necesitamos contar con los siguientes ingredientes: calabaza, aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta y la combinación de especias o hierbas aromáticas que más te guste. Nosotros solemos utilizar también romero, ajo en polvo y clavo.

Los pasos que debes seguir para cocinar calabaza asada al horno con especias son los siguientes:


Corta la calabaza en trozos y limpia su interior. Podrás cortar la calabaza en bastones, rodajas, daditos, etc.

Pela la calabaza. Quítale la corteza ayudándote de un cuchillo de filo liso, ideal para pelar.

Introduce los trozos en una fuente de horno. Echa un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima y, añade las hierbas aromáticas y especias que hayas escogido para aromatizar la calabaza.

Introduce en el horno a media altura, previamente precalentado a 200ºC y hornea durante unos 15-18 minutos, hasta que la calabaza esté tierna. Si todavía está dura, podremos dejarla unos 5 minutos más.

Pasado ese tiempo, nuestra calabaza estará ya tierna y podremos sacarla del horno, con mucho cuidado de no quemarnos.
calabaza asada


Dejamos reposar nuestra calabaza fuera del horno durante unos 5 minutos para que pierda calor, y pasado este tiempo ya la podremos servir. En el caso de que queramos guardarla para utilizar en otros platos, recomendamos esperar a que se enfríe por completo y almacenarla en el frigorífico tapándola con papel de aluminio en la misma fuente en la que se ha cocinado.

¿Qué te ha parecido la receta de esta calabaza asada al horno? Pruébala y cuéntanos cuál es tu forma favorita de asar calabaza.

¡Buen provecho!

Fuente: este post proviene de HOYTAPEO, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La pizza con pera y queso gorgonzola es una de nuestras pizzas favoritas. Aunque la combinación de ingredientes está fuera de lo común y a priori esta mezcla te pueda resultar extraña, te aseguramos q ...

Hacer aceite picante y emplearlo en tus platos resulta una alternativa perfecta para aquellos que busquen dar un toque de rock&roll a muchas de sus recetas de cocina en las que se emplee el aceite. Po ...

El milhojas de crema es nuestro postre favorito. Tanto es así que siempre que vamos a comer a un  restaurante y vemos que en su carta de postres aparece el milhojas, no podemos resistirnos a pedirlo y ...

Recomendamos