comunidades

CRONUTS

¡Hola a todos! Os preguntaréis qué dónde me he metido...pues descansando un poco. Pero ya estamos de vuelta de las vacaciones y hay que ponerse las pilas "en términos reposteros" y por eso  hoy os traigo un paso a paso muy interesante sobre el que he estado haciendo pruebas. Os cuento... Hace un par de meses, leí en Internet acerca de un nuevo "invento repostero" que estaba teniendo mucho éxito en los Estados Unidos, más concretamente de los Cronuts. Dominique Ansei, así es como se llama el creador de esta novedad, está sorprendido de hasta dónde ha podido llegar su éxito. Según cuenta,  a la puerta de su tienda hay filas de personas desde la siete de la mañana esperando a que abran para comprarlos. El postre en cuestión es una mezcla de un Croissant porque es hojaldre y un donuts por su forma redonda y porque está frito, de ahí su peculiar nombre: Cronut. Se rebozan por fuera con azúcar,  se les añade un frosting de azúcar glasé y por dentro están rellenos de crema de mascarpone y mermeladas; los hay de fruta de la pasión, manzana, vainilla, chocolate, frambuesa, dulce de leche y de otros sabores mucho más exóticos. La receta por supuesto es secretísima por lo que no voy a intentar imitarla, porque sería del todo imposible, pero dicho esto y con mis modestos conocimientos de repostería, voy a tratar de  hacer unos Cronuts a mi estilo, que sin ser los originales, por supuesto quedarán la mar de sabrosos, ¡eso os lo aseguro! Así que poneros el delantal que comenzamos.


Ingredientes:

Dos planchas de hojaldre congelado o refrigerado (500 gr)

150 gr de azúcar (para rebozar)

1 terrina de queso tipo  Philadelpia de 350 gr

Aceite de girasol abundante para freír
Para el relleno de los cronuts:

50 gr de mermelada al gusto (yo he utilizado fresa y ruibarbo) 50 gr de cada clase

200 gr de azúcar glasé (para el frosting)

colorantes alimentarios (opcional)

Preparación:

En mi caso al usar hojaldre congelado, he dejado descongelar el hojaldre. He espolvoreado con harina la mesa de trabajo y he usado un rodillo para extenderlo y dejarlo más fino.



Con un corta pastas circular grande cortaremos tres círculos del mismo tamaño. Con un pincel de repostería los iremos pegando entre si con un poco de aceite de girasol.



Y con un corta pastas pequeño, le haremos el circulo del centro. (No tiréis los círculos del centro que también los vamos a aprovechar y están buenísimos)


Según vayáis cortando los círculos, veréis que  os van saliendo muchos recortes de hojaldre. ¡No se os ocurra tirarlos! ¡Aquí no se tira nada! Ya veréis como aprovechamos todo y a la par que hacemos unos ricos cronuts, nos van a salir también unas bolitas deliciosas y unos lazos de azúcar buenísimos.




Juntamos los recortes de hojaldre que nos han sobrado de cortar los cronuts, los retorcemos y luego los freiremos para hacer nuestros lazos de hojaldre.



Ponemos en una sartén honda al fuego, el aceite de girasol que nos va a servir para freír los Cronuts (yo he utilizado un wok, ya que es lo suficientemente profundo).

 


Freímos los Cronuts, primero por un lado y cuando veamos que está dorado le damos la vuelta y lo freímos por el otro. ¡Vais a ver como se hinchan cuando estén listos! He preparado una bandeja grande con papel de cocina para dejarlos enfriar y que escurran el exceso de grasa.



También freímos las bolitas y los lazos de hojaldre.

 


 Y los dejamos escurrir en una bandeja forrada con papel de cocina.




En un plato ponemos el azúcar y rebozamos los cronuts. En el azúcar restante, he añadido una cucharadita de canela en polvo y he rebozado también las bolitas y los lazos.




Preparamos el relleno de mascarpone mezclando la mermelada con el queso y batiendo en la batidora.





Yo he he hecho la mitad de los cronuts que me han salido con sabor a fresa y la otra mitad con sabor a ruibarbo.

Relleno con la mezcla de mascarpone dos mangas pasteleras desechables, una para cada sabor.



Como el hojaldre es hueco, utilizaremos una boquilla fina de relleno para introducir la crema de mascarpone. Haremos por la parte de abajo varios agujeros e introduciremos la crema por varios sitios para que el cronut quede bien relleno.


En un bol aparte, preparamos la glasa con azúcar en polvo y agua (yo utilicé las varillas eléctricas) La consistencia no debe ser demasiado liquida, ni demasiado espesa. En este punto, si queremos, podemos añadirle colorante alimentario en gel.






Bañamos los cronuts uno por uno en la glasa y los dejamos escurrir en una rejilla.







Si queremos añadirle confetti, fideos de colores, etc, lo podemos hacer ahora antes de que sequen.

Dejamos secar, yo los hice de un día para otro y dejé secar toda la noche.


¡Y voila! Aquí están unos cronuts ricos, sencillos y deliciosos. Si, si, ya se que son un poco laboriosos, pero el resultado bien merece la pena.


Y como podéis ver, tenemos variedad, para elegir, los lazos de azúcar, las bolitas rellenas y los cronuts, ¿qué os parece? Tres postres en uno...¿Alguien da más?


 Mmmmm....

¿Queréis probarlos?
Saludos

María José



¡Y no os olvidéis de poner un dulce en vuestra vida!

Fuente: este post proviene de Maravilloso Rincón de Repostería Creativa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos