comunidades

Kale crujiente con queso blanco vegano

Una receta de mi libro de Isa Chandra. El queso se prepara con anacardos y el resultado es espectacular, muy sabroso y con textura de queso para untar. Se prepara sobre una base de judías pintas con arroz integral o quinoa, para darle un toque mexicano y simular unos nachos. No tenía ni judías pintas ni quinoa, así que utilicé una judías blancas con champiñones y me encantó, pero pienso repetir la receta en cuanto compre judías negras o frijoles… Y la kale (col rizada)? Pues la verdad es que la había visto en muchas recetas pero nunca la encontraba en las tiendas y el otro día en el Mercadona, sin afán de hacer publicidad, la encontré en bolsas y lavada… Según los blog vegetarianos que sigo, es la verdura del momento: una taza tiene más calcio que la leche, más hierro que la carne, una gran cantidad de vitamina C, K y A, y propiedades anticancerígenas y desintoxicantes, que limpian hígado y sangre… Y la idea de meterla en el horno es simplemente brillante, una especie de snack sabroso y fácil. También la he usado en sopas y queda igual de sabrosa.

INGREDIENTES (para dos personas)


Unos 100gr de kale

Aceite de oliva

Sal

1 cuchara de aceite de oliva

1 cebolla pequeña

2 jalapeños sin semillas

1 bote de judías blancas cocidas (mejor frijoles negros)

1 tomate troceado

Champiñones laminados
Para el queso blanco

1/2 taza de anacardos en remojo, al menos 20 minutos

1 taza de agua o caldo vegetal

1 cuchara de miso blanco

1 cucharilla de levadura

1 diente de ajo, pelado

1 cucharilla de comino

Sal

1 cuchara de zumo de limon

Aguacate para acompañar
RECETA

Precalienta el horno a 200C. Prepara una fuente de horno con papel de aluminio y coloca la kale. Asegúrate que está bien seca, de lo contrario no se tostará bien. Con un pincel de cocina, pinta las hojas de kale con aceite y espolvorea una pizca de sal. Hornea durante 10-15 minutos, hasta que quede crujiente pero sin quemarse.

Calienta una sartén a fuego medio con una cuchara de aceite y saltea las cebollas con los jalapeños y una pizca de sal, durante 5 minutos.

Incorpora los champiñones, saltea unos 3 minutos, y añade el tomate y las judías. Cocina unos 5 minutos más. Reserva.

Mientras tanto, en una batidora con vaso, introduce los anacardos, el caldo, el miso, la levadura, el ajo, el comino, la sal y el zumo de limon. Bate hasta obtener una textura cremosa; esto puede llevarte entre 1 y 5 minutos, en función de la potencia de tu batidora.

Calienta el queso blanco un minuto en la sartén donde has preparado la mezcla de judías.

Para servir, en un plato o bol, coloca la mezcla de judías, encima el kale crujiente, y cubre con el queso. Acompaña con aguacate troceado.

Fuente: este post proviene de Adaptaciones Culinarias, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Lentejas y pasta con granada

Estaba esperando  que aparecieran las primeras granadas para preparar toda una serie de recetas que tengo guardadas con este ingrediente. En mi casa, mi padre y mi tío la añadían a las migas; siempre ...

Recomendamos