comunidades

Pollo en pepitoria

Cómo pasa el tiempo... Todavía tengo la sensación de que acabamos de pasar las Navidades y ya estamos en marzo y casi con la Pascua encima. Y entre unas celebraciones y otras toca seguir preparando platos ricos que nos hagan el día a día más llevadero. En concreto, hoy toca el turno al pollo en pepitoria, y no es por casualidad, pues con este plato de la gastronomía madrileña participo en el reto Recetas Tradicionales Españolas, una iniciativa del blog Cuina amb la mestressa, que consiste en preparar cada mes una receta típica de una provincia española elegida al azar.

En la receta original de pepitoria se utilizaba la gallina, que con el paso del tiempo se ha ido sustituyendo por pollo, más fácil de encontrar en cualquier establecimiento y con menor tiempo de cocinado. El resultado del plato no puede ser más satisfactorio, mucho sabor y una salsa riquísima, así que si pensáis hacerlo no olvidéis comprar doble ración de pan para mojar.



INGREDIENTES:

1 pollo grande troceado

1 cebolla

harina (la necesaria)

1 vaso de vino de jerez

caldo de pollo (el necesario)

2 dientes de ajo

1 puñado de almendras crudas peladas

2 huevos cocidos

2 rebanadas de pan

1 pizca de azafrán

1 ramita de perejil

1 hoja de laurel seco

pimienta

sal

aceite de oliva



ELABORACIÓN:

1. Ponemos una sartén con un fondo de aceite a calentar. Enharinamos los trozos de pollo y los freímos hasta que estén dorados por fuera. Reservamos.

2. Pelamos y picamos la cebolla finita. Colocamos una cazuela al fuego con un poco de aceite y la rehogamos. Añadimos el pollo y seguidamente el vino. Dejamos que se evapore el alcohol durante unos minutos con el hervor e incorporamos la hoja de laurel y el caldo hasta cubrir.

3. Mientras el pollo se cocina a fuego medio (20 - 25 minutos) preparamos el majado que enriquecerá la salsa del guiso. Para ello, se pone una sartén al fuego con aceite. Cuando esté caliente añadimos los ajos laminados, el pan cortado en cubos, y las almendras. Dejamos que se dore todo y agregamos el azafrán que tostaremos rápidamente con cuidado de que no se queme. Retiramos del fuego, escurrimos los ingredientes y los llevamos a un mortero junto con las yemas de los huevos. Machacamos hasta que resulte una pasta, no es necesario que sea demasiado fina. Otra opción es triturarlo en un robot de cocina pero no demasiado para que queden algunos tropezones.

4. Una vez que el pollo esté tierno incorporamos el majado al guiso, salpimentamos, damos un par de vueltas para que se integre y cocinamos unos cinco minutos más. Si la salsa no está suficientemente espesa, retiramos el pollo y la dejamos reducir para que quede a nuestro gusto.

5. Servimos el pollo acompañado de la salsa. Decoramos el plato con la clara del huevo picada y perejil fresco picado.

¡Buen provecho!

Nos vemos en la siguiente publicación, mientras podéis encontrarme en mi página de Facebook o en Twitter.

Fuente: este post proviene de Hogar y Ocio, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Truchas al horno con jamón

Con frecuencia me comentan que las truchas son un pescado con poco sabor y gracia, o bien, que ignoran la forma de hacerlas para que queden ricas. Existen muchas formas de cocinar la trucha y seguro ...

Bizcocho de limón

Se acerca el fin de semana, y como hemos sido muy buenos, nos merecemos un premio dulce. El mío será este bizcocho de limón, que es muy sencillito de preparar y queda muy rico. Junto a una taza de té ...

Crema de espárragos

Hoy vengo a proponer una crema de espárragos súper sencilla y rica. En su elaboración se utilizan espárragos de lata o bote, así que cualquier época es apropiada para hacerla y consumirla. Constituye ...

Fresas con leche

Qué contenta me pongo cuando consigo empezar la semana publicando alguna recetita rica. Más aún cuando se trata de un postre súper fácil y resultón como estas fresas con leche. Seguro que la mayoría y ...

Etiquetas: CARNECOCINA

Recomendamos