Tarta de lima y jengibre en olla GM D

Se le daba muy bien eso de dejar las cosas para otro momento

No las cosas de las demás. Con esas no había problema. Esas siempre eran prioritarias

Sus hijos, su marido, su familia, sus amigos, el trabajo

Todo el mundo acudía a ella para que resolviera y organizará mil cosas

Su tiempo no contaba. No es que no contarás, es que no existía

Su vida era la plena dedicación a los demás

Y los demás no le ahorraban ni un paso

Sentían un amor y una devoción por ella más allá de toda duda, pero eso no quitaba para que acudieran a ella cada vez que había que solucionar cualquier situación. Desde una menudencia hasta auténticas crisis familiares o laborales

No sabía decir que no a nadie

Todo el mundo le decía que se cuidara, que se tomara un respiro, pero a continuación venía la petición, el consejo, lo que fuera que en ese momento preocupara a su interlocutor

A veces, soñaba con darse un masaje, con dormir más de seis horas seguidas o cualquier pequeño capricho y que a ella le parecía todo un lujo inalcanzable

Silencio, deseaba paz, tranquilidad y silencio, sobre todo silencio

Ya no recordaba el día en que el silencio la abandonó. Desde que había nacido su primer hijo, aquella se acabó y así había sido hasta hoy

Ella también amaba a todas las personas que estaban en su vida y no podría prescindir de ninguna, pero estaba tan cansada de pensar para otros, de organizar para otros

En definitiva, de vivir para otros

Siempre andaba diciendo "quizá, algún día"

Eso debía cambiar, no sabía cómo, pero debía cambiar

Solo se vive una vez

PD Cuento inspirado por Almudena Fernández Dorado



INGREDIENTES
1 lámina de pasta brisa
2 huevos
2 claras de huevo
2 cucharadas de jengibre molido
100 g de azúcar glas
400 ml de nata (crema de leche) para montar
200 g de mermelada de naranja
2 limas

ELABORACIÓN
Forrar la cubeta con la masa brisa a la medida, que suba 2-3 dedos por las paredes
Usar el mismo papel que trae la masa
Pinchas todas la masa con un tenedor
Cubrir con papel de horno
Verter garbanzos para que no suba la masa
Menú Horno 15
Sacar de la cubeta y retirar los garbanzos y el papel de aluminio

Rallar las limas
Exprimir el zumo de las limas

Batir los huevos con las claras
Añadir la ralladura y el zumo de Lima
Añadir la nata (crema de leche), el azúcar y el jengibre
Mezclar

Verter la crema sobre la masa brisa
Menú Horno 15 hasta cuajar

Dejar enfriar

Calentar la mermelada y extenderla sobre la tarta

Dejar enfriar en la nevera

Decorar la tarta con rodajas de Lima

Receta adaptada de la revista Postres Lecturas nº 23 pág. 62





Fuente: este post proviene de lafarsaysus finas hierbas.blogspot.com, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

bizcocho limón manzana ...

Bizcocho de manzana, miel y limón  en olla GM D

Estar con alguien era fácil Tener pareja sin grandes expectativas, no había problema Pero con su edad y su experiencia, ya no necesitaba estar acompañada para sentirse bien Cuando alguien aún le preguntaba qué buscaba en un hombre, sonreía y no contestaba Era tan sencillo lo que ella buscaba, que hasta daba vergüenza decirlo en voz alta Mejor dicho, lo único que ella necesitaba, si es que necesita ...

cebolla masas olla GM ...

Tarta de cebolla en olla GM D

Su madre. La echaba tanto de menos La enfermedad la había ido debilitando. Y aunque ella se propuso cuidarla hasta el último momento, no pudo ser Sus últimos tres días los pasó e el hospital. Ese hospital que tanto odiaba y al que le hizo prometer que no la llevaría a menos que fuera necesario Habían sido meses agotadores. Veinticuatro horas dedicadas a ella. Le debía la vida, así que aquel era un ...

bizcocho olla GM postres ...

Bizcocho húmero de vainilla en olla GM D

No le gustaba el mar. Le gustaba aquella casa Y aquella casa estaba frente al mar La casa de sus abuelos, de sus padres, de sus navidades, de sus vacaciones escolares y ahora la de ella Desde ella había aprendido a reconocer cada movimiento y cada sonido de aquel mar Nunca se había fiado cuando estaba en calma y menos aún, cuando despertaba de su letargo y por puro capricho, golpeaba con furia la ...

bacalao miel olla GM ...

Bacalao con miel en olla GM D

Cuando se jubiló se hizo una promesa a si mismo: le iba a devolver a su mujer todas las horas que ella había pasado en la cocina, cocinando para él Sus hijos se rieron, ella se rió Pero era un hombre de palabra Los primeros días se dedicó a inspeccionar cada rincón de la cocina. Si quería hacer las cosas bien debía conocer cada cacharro que le pudiera ser útil y no quería estar preguntándole todo ...

almíbar bizcocho coco ...

Bizcocho de coco almibarado en olla GM D

Una vez había tenido un hogar Sin contar el que le dieron sus padres, ella había tenido una vez un hogar Hacía tanto de eso, que casi no recordaba lo que era, cómo era sentirse en un sitio tuyo, cuatro paredes, un techo Algo que sintieras tuyo realmente Un sitio, no importaba el tamaño, donde pudiera tener la ropa en armarios y no en una maleta sin deshacer Una maleta sin deshacer para salir segui ...

olla GM verduras

GRATINADO DAUPHINOIS EN OLLA GM D

Había palabras que solo conocía de oídas Hogar, por ejemplo. Sabía lo que significaba, por supuesto, pero en su realidad, eso nunca había existido Nunca se había sentido querida por su familia. Bueno, su familia. Un padre violento que, por suerte, desapareció pronto de su vida y una madre preocupada solo en ella misma De niña, le estorbaba para divertirse y hacer su vida y, más tarde, una adolesce ...

cabello de angel hojaldre olla GM ...

Torta del inglés rellena de cabello de ángel EN OLLA GM D

Ella cree que con más de setenta años lo que opinen los demás poco importa o debe importar Al menos a ella, libre desde hace muchos años y sin tener que dar explicaciones a los suyos, los demás le importan un pepino Lo primero, piensa ella, es no hacerle daño a nadie y después viene todo lo demás Volver a sentir su mano dentro de otra mano, ir del brazo por la calle, volver a reír sin pudor. Sobre ...

carnes cebolla higaditos ...

Higaditos de pollo encebollados en olla GM D

Le había prometido a su marido y a sus hijas que asistiría a aquel entierro. De otra forma, no hubiera acudido Había empezado a odiar a aquella mujer, que hoy enterraban, a los pocos meses de casarse El mismo día que su hijo la llevó a comer por primera vez con sus padres, esa mujer la trató poco menos que como una fulana. con comentarios velados y cargados de desprecio, que a nadie les pasaron de ...

olla GM postres tarta

Tarta de Santiago en olla GM D

Sentía la sangre caer por su cara y oía como un zumbido lejano las voces de todos los que le rodeaban No sentía dolor, tan solo una flojera que le impedía tener los ojos abiertos, aún sabiendo que debía mantenerse despierto "Maldita noche", pensó Eso es, debía seguir pensando para no dejarse ir y volvió a pensar "maldita noche" No sabía cómo había acabado en aquel bar ni mucho ...

naranja olla GM postres ...

Tarta de queso a la naranja en olla GM D

A ella lo que le gustaba era la cocina tradicional Fuego lento, chup chup, sin prisas, hasta que el guiso diera todo de si Todos los ingredientes bien ligados, cada uno soltando su sabor, hasta que el guiso tuviera la injundia necesaria para que nadie se pudiera resistir ¿Cantidades? Ella no sabía de cantidades ni medidas A ojo, como se había hecho toda la vida Esa conversación se daba en cada sob ...