Idea guardada 84 veces
La valoración media de 21 personas es: Muy buena

6 recetas de arroz para disfrutar en familia

  Me encanta el arroz. Es uno de esos ingredientes que va bien con todo y en todas las ocasiones. Pero me gusta especialmente disfrutarlo los fines de semana, en familia: al papá de los cachorritos se le da especialmente bien. De hecho, casi todos los arroces podéis encontrar en este blog los ha cocinado él; nosotros le llamamos, un poco en broma, un poco en serio "maestro arrocero".

 

Por ese motivo, hoy quiero mostraros una selección de deliciosos platos de arroz especialmente pensados para disfrutar en petit comité un fin de semana en familia. Porque siempre tenemos cosas que celebrar o, simplemente, porque es fin de semana y estamos con los nuestros.

6 recetas de arroz para disfrutar en familia

 

 

 

Y voy a comenzar con un plato de cuchara, que todavía hace tiempo para eso. Un delicado y gustoso arroz caldoso atún y carabineros digno de los mejores restaurantes. La clave está en elaborar un buen fumet con verduras, la espina de algún pescado y las cabezas de los carabineros.

Luego bastará con sofreír el arroz con el atún, incorporar el fumet y los carabineros para tenerlo listo. El único inconveniente de este plato es que hay que comerlo nada más sacarlo del fuego para que el arroz no se pase.

Puedes ver la receta completa del arroz caldoso con atún y carabineros aquí.


 

 

También con productos del mar, pero en esta ocasión con berberechos es el arroz que os traigo a continuación. Se trata de un producto muy gallego que aporta a los platos un sabor muy intenso a mar. Si os gusta el mar, os gustará este arroz que requiere, abrir primero los berberechos en un agua que conservaremos después para cocer el arroz. Ya solo nos falta hacer un buen sofrito con las verduras que más nos gusten y añadir el arroz y el caldo necesario. Los berberechos se incorporarán hacia la mita de la cocción, ¡sencillamente delicioso!

Puedes ver la receta completa del arroz con berberechos aquí.

 


 

 

 

 

 

Seguimos con arroces con sabor a mar, en esta ocasión se trata de uno de mis platos favoritos, un fantástico arroz negro con sepia y gambas. Necesitaremos también un buen fumet de pescado. Sofrita la sepia y las gambas con alguna verdura de nuestra elección, añadiremos el arroz y el fumet. Tendremos que apartar una pequeña cantidad para diluir la tinta de calamar que le dará ese color tan característico al plato. Si os apetece, podéis servirlo acompañado de un poco de salsa alioli, ¡qué rico, por favor!

Puedes ver la receta completa del arroz negro aquí.


 

 

Según su autora, este es uno de los mejores arroces que ha comido. No me extraña nada porque el sabor de los boletus tienen que darle una intensidad deliciosa al plato. Necesitamos hacer primero un caldo de verduras -usa las que tengas en casa o las que más te gusten- y luego sofreír el arroz, que en esta ocasión es arroz bomba, con los boletus. Solo nos queda incorporar el caldo y dejarlo evaporar para tener un plato de arroz espectacular.

Puedes ver la receta completa del arroz con boletus aquí.


 

 

Otro arroz caldoso, en este caso con pollo y mostaza que a mí, personalmente, me encanta: primero tendremos que sellar la carne para que quede bien jugosa. A continuación se sofreirá el arroz con alguna verdura y se añadirá la mostaza y el caldo de pollo junto con la carne. Nada complicado porque solo nos queda dejarlo cocer a fuego bajo el tiempo necesario. Una receta sencilla con un resultado muy especial.

Puedes ver la receta completa del arroz caldoso con pollo a la mostaza aquí.


 

 

No puede faltar una ración de risotto en cualquier selección de platos de arroz que se precie. Adoro el risotto. No lo supe hasta que viajé a Italia y no me quedó más remedio que probarlo en su tierra natal. Reconozco que, hasta entonces, estaba llena de prejuicios a los que, por fortuna, he sabido poner remedio. Y, para traerlo un poco a nuestro terreno, este riostto que os sugiero ahora está hecho con piquillos, un producto muy de nuestra tierra.

Tendremos que preparar primero una crema de piquillos con un bote de estos y nata (crema de leche) líquida. El caldo para cocer el arroz tendrá que estar siempre caliente, pero por debajo del punto de ebullición. Sofreiremos el arroz con las verduras elegidas, incorporamos la crema de piquillos y poco a poco y sin dejar de remover, se va añadiendo el caldo caliente. Esto es lo que le confiere al risotto su cremosidad característica.

Puedes ver la receta completa del risotto con crema de piquillos aquí.


No dejéis de visitar mi blog Cocinando para mis cachorritos para ver muchas recetas ricas, sencillas y originales y seguirme en facebook para estar al tanto de todas las novedades.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos