comunidades

Caldereta de cordero

Con esta receta participo en el concurso tercer cumpleblog de la Cocina de Puri Pastor. Puri me ha resultado muy difícil elegir una receta de tu blog, porque tienes tantas y son todas tan buenas que me ha costado decidirme. Al final he elegido esta que a todos los de mi casa nos ha encantado.


Ingredientes:
Una pierna de cordero lechal
una cebolla
3 dientes de ajo
un pimiento seco rojo
tomillo, romero
una hoja de laurel
una cucharadita de pimentón dulce
pimienta molida
un vaso de vino blanco
un vaso de agua
aceite y sal
Preparación:En una sartén ponemos aceite a calentar. Salpimentamos la pierna de cordero troceada, la freímos, y una vez frita la sacamos y reservamos.



Pelar y rallar la cebolla, echar a ala cazuela y freír, añadir los dientes de ajo y el pimiento rojo limpio (sin semillas). 



Cuando todo esto está sofrito, incorporar la carne reservada, la cucharadita de pimentón, el laurel, el tomillo y el romero, mezclamos todo bien y le echamos el vino y el agua.

Probamos de sal, reducimos el fuego y lo dejamos cocer durante 30, 35 minutos, (tener en cuenta que es cordero lechal y es muy tierno).



Listo para servir, aunque este es uno de los platos que de un día para otro está mejor.



Si quieres participar en el Sorteo del primer aniversario de La cocina de catina pincha aquí



Fuente: este post proviene de La cocina de Catina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Los antecedentes de la pizza se remontan a la época romana, cuando ya se elaboraba una especie de focaccia denominada picea. Probablemente la pizza es uno de los platos más famosos del mundo, por lo g ...

La avena es rica en proteínas de alto valor biológico, grasas y un gran número de vitaminas y minerales. Es el cereal con mayor proporción de grasa vegetal, también contiene calcio, fósforo, hierro, m ...

Los mejillones son moluscos de concha ovoide y color oscuro casi negro. Cualquiera que sea la forma de prepararlos, hay que rasparlos cuidadosamente y lavarlos bien. Se ponen en un recipiente a fuego ...

Recomendamos