comunidades

Ropa vieja cubana



En España llamamos ropa vieja a la elaboración hecha con los restos del cocido. El cocido madrileño se elabora cociendo carnes de vaca y gallina con huesos, verduras, tocino, jamón y chorizo.

Con los restos se pueden hacer croquetas o bien un revoltillo de carnes para comer en forma de "pringá".

Comí la ropa vieja cubana en un restaurante cubano de Madrid (pincha aquí para leer la crónica) y hoy decidí recrear esta receta que elaboro por vez primera, pero que no será la última.



La receta de este plato parece ser que llegó a Cuba de la mano de emigrantes canarios. Ahora es una de sus recetas nacionales por excelencia.

El nombre de "ropa vieja" se cree que fue por un hombre pobre que coció unos paños viejos, al no tener qué dar de comer a su familia. Más verosímil me parece la versión de una venta de ropa vieja para obtener dinero con el que dar de comer a su familia.

La receta existe en otros países caribeños y se puede hacer con otras carnes, aunque la original se hace con carne de vaca (de res, según dicen los cubanos).



Para 5 personas:

1 Kg de carne de falda de ternera o vaca

1 cebolla

1 puerro

2 zanahorias

1 rama de apio

1 hoja de laurel

2 dientes de ajo

aceite de oliva virgen extra

1 pimiento verde

1 pimiento rojo

1 vasito de vino blanco

250 mL (un vaso grande) del caldo de la carne cocida

200 mL de tomate frito

sal

pimienta negra

cominosPara el acompañamiento:

2 tazas de arroz blanco

1/2 cebolla picada

1 hoja de laurel

sal

4 tazas de agua

plátanos fritos o patacones fritos

2 aguacatesPrimero se prepara la carne, que deberemos cocer previamente para ablandarla. Yo lo hago en olla a presión, poniendo la falda en trozos cubierta con agua, un puerro troceado, la zanahoria pelada y cortada, la rama de apio y la hoja de laurel. Añado abundante sal, cierro la olla, y cuando pite la válvula, cuento media hora de cocción.


Cuando la carne esté cocida, se deja enfriar, se retira la grasa y se corta en hebras o deshilacha con las manos o con ayuda de un cuchillo. Se reserva. Se guarda, también un vaso de caldo de la cocción.


Se pone en una cazuela un poco de aceite de oliva y se fríe la cebolla, cortada en dados. Se lavan y pican los pimientos y se añaden a la cazuela, junto con los dos dientes de ajo muy picados:


Se deja rehogar unos instantes. se añade la carne en hebras, cominos machacados, sal y pimienta y el vaso de vino:



Se le da unas vueltas, hasta que se evapora el alcohol del vino. Se agrega el caldo de la carne:



Y, por último, la taza de salsa de tomate:



Se baja el fuego, se remueve con una cuchara de madera y se deja cocinar durante unos 20 minutos, aproximadamente.



Mientras tanto se puede ir preparando el arroz blanco. Ponemos en una cazuela un poco de aceite de oliva. Se añade media cebolla troceada, un diente de ajo y una hoja de laurel. Se rehoga unos instantes.

Se vierte el arroz y se remueve, haciendo que el aceite envuelva el arroz y lo deje nacarado.



Se agregan las cuatro tazas de agua, se sala y se deja cocer a fuego medio 20 minutos.

Los plátanos se preparan según esta receta.

Se sirve la ropa vieja acompañada del arroz blanco, los plátanos o tostones fritos y un trozo de aguacate sin piel.



Fuente: este post proviene de Martuka, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Tomate Aliñado Con Aguacate Y Cebolla Morada

Hoy una idea de esas que nos encantan. Un plato rápido, sano y nutritivo con toda la frescura veraniega. No te prives! Sólo hacen falta tres ingredientes y la ensalada mejora muchísimo si elegimos mu ...

Boniatos O Batatas Asadas Con Especias

Aunque había probado esta deliciosa guarnición en diversos restaurantes (acompañando hamburguesas fundamentalmente), nunca había preparado este tubérculo como acompañante. Realmente, la batata y el bo ...

Crema De Calabacín Y Puerro Con Pimiento

Mira que son ricas las cremas de hortalizas! A mi me encanta cenar una crema o sopita, ya sea fría en verano o calentita en invierno. La de calabacín siempre es una baza segura. En este caso no he uti ...

Recomendamos