comunidades

Bacalao con costra de frutos secos y cebollitas


Nuestra debilidad por el bacalao es manifiesta. Nos gusta y lo hemos cocinado de diversas maneras pero nunca habíamos hecho esta receta. El bacalao tiene su importancia porque es el ingrediente principal, pero también la tienen los frutos secos triturados con los que recubriremos los trozos de lomo del pescado. En esta ocasión ha sido el bacalao, pero también podemos hacer lo mismo con la merluza u otro pescado de características similares. El resultado es espectacular.

RECETA

.
INGREDIENTES

Un trozo de lomo de bacalao por persona

30 g de almendras

30 g de pistachos naturales sin sal

30 g de nueces.

La ralladura de la piel de un limón

Unas ramas de perejil

2 claras de huevo

Una ramita de romero fresco (solo las hojas) o bien una cucharadita de romero seco

Una cucharadita de orégano

2 cucharadas de pan rallado

Aceite

Sal

300 g de cebollitas francesas glaseadas


.
PREPARACIÓN

Batir las dos claras a punto de nieve suave y reservar.

Picar todos los frutos secos con Thermomix o a mano, teniendo cuidado de que no queden muy triturados.

Añadir las hierbas aromáticas, la ralladura del limón, las claras de huevo y el pan rallado y mezclar bien.

En un recipiente apto para el horno poner un poco de aceite y encima colocar los trozos de lomo de bacalao con la piel hacia abajo.

Cubrir con la pasta de los frutos secos y meter en el horno previamente calentado durante 14 minutos, hasta que la costra se haya dorado.

Acompañar con las cebollitas glaseadas.







Fuente: este post proviene de Juego de Sabores, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¡Vaya hermosura de plato! Esta tarta entra por la vista y cuando se prueba te deja una sabor imborrable. Ahora que los tomates están en su mejor momento hay que aprovecharse. Son la base del plato. Bu ...

Jacobo Morcillo, comisario de policía y letrista aficionado, viajaba en 1946 en tren a Galicia. A través de la ventanilla del vagón de tercera y ya en tierras gallegas vio un hermoso ejemplar vacuno. ...

Recomendamos